Quique Setién
Quique Setién

Con Setién no hay tutía para los cobardes

El cántabro lleva al Betis a codearse con los clubes con más posesión de Europa, cuando surgen voces apocalípticas que llaman al declive del sistema
Por  9:50 h.

Los derbis lo fagocitan todo a su alrededor. No hay noticia, por muy notable que sea, que cobre relevancia cuando, como esa sonda Parker Solar Probe que acariciará al sol al fin de su viaje, se acerca a la estrella futbolística que supone la confrontación sevillana. Más en el caso de esta temporada, pues si bien es verdad que esos partidos nunca duran noventa minutos, sino que van de antevísperas a varios días después, la jugada entre Pau y Roque lo ha “eternizado”. Y hubo mucha vida en verdiblanco antes, durante y tras el encuentro contra el vecino.

Una noticia que puso a los de Quique Setién en el plano internacional fue la constatación de que los verdiblancos se encuentran entre los equipos con mayor posesión del balón de toda Europa, cuando surgen voces apocalípticas que llaman al declive del sistema que llevó a la selección española a conquistar dos Eurocopas y el Mundial de Sudáfrica. Si esto fuera cierto, clubes como Real Madrid, Barcelona, Manchester United, Chelsea, Bayern Munich, Juventus, Inter o PSG, estarían atravesando las crisis más notorias de sus historias, mientras la realidad, que en este caso no se ve superada por la ficción, refleja que dominan sus torneos como siempre. El Betis sólo se ve superado por la mitad de ellos, un registro colosal por ser quienes son.

La única diferencia entre los béticos y los equipos citados ha estado en la culminación de las jugadas. Sólo el gol, abundante en la mayoría de ellos y que al cuadro de Setién se le ha negado en estos inicios de temporada. Las estadísticas lo sitúan, sin embargo, entre los conjuntos más rematadores de la LaLiga, lo que hace pensar en una coyuntura temporal.

La decepcionante trayectoria de España en el Mundial de Rusia y los resultados obtenidos frente al Levante y al Alavés, llevó a algunos a criticar la insistencia del entrenador cántabro en su modelo, menos tiki y más taka que el del combinado nacional. No se plantea cambiarlo, claro; por si hubiera duda, ahí están sus palabras días atrás cuando, comentando su filosofía en el banquillo, afirmó que “conmigo siempre jugarán antes los futbolistas técnicos que los físicos”. No hay tutía para los cobardes.

Francisco Pérez

Francisco Pérez

Colaborador de Opinión en Deportes en ABC de Sevilla