Lorenzo Serra Ferrer, Joaquín, Setién, Ángel Haro y Adán, en la comida de Navidad del Betis (J. J. Úbeda)
Lorenzo Serra Ferrer, Joaquín, Setién, Ángel Haro y Adán, en la comida de Navidad del Betis (J. J. Úbeda)

Betis: adiós al 2017 sin colmar las expectativas

"Falta todavía para ese Betis que esperan los béticos"
Por  16:47 h.

Se acaba el 2017 y es momento para hacer balance. Y en el Betis, desgraciadamente, se va otro año en el que los disgustos han ganado a las alegrías. Es cierto que de un tiempo hacia acá se ve que van cambiando cosas. La llegada de Lorenzo Serra Ferrer, una planificación más acorde a lo que necesita el club, la finalización del estadio, el fin de los temas judiciales y el inicio de la atomización de las acciones de Lopera son algunos ejemplos. Pero, luego, siendo resultadistas, hay que decir que la mejora deportiva no ha llegado en este 2017. El Betis despidió la temporada pasada tras otro fracaso, lo cual provocó múltiples cambios de entrenador, la salida de otro director deportivo y el anuncio de los que mandan, Ángel Haro y José Catalán, de dar un paso al lado en caso de que la mejoría no llegara. Y ésta, de momento, no ha llegado. Se vislumbra. Se intuye por movimientos que se están dando, pero el Betis acaba el año del mismo modo que concluyó el 2016. En la misma posición (decimocuarta) y con los mismos puntos, lejos de esa ilusión que se había vendido para esta campaña.

Aun así, como decimos, los cambios que se han ido dando desde el verano han provocado que las aguas sí estén bastante más calmadas. A pesar de la mala racha de resultados, la afición no ha estallado contra el entrenador y en el ambiente está la sensación de que el equipo está en el camino de remontar el vuelo. Porque, igual que los números dicen que el Betis está en la misma mediocridad de hace un año, los datos también han mostrado un equipo diferente en la primera parte de la temporada. A eso se agarran los béticos para pensar que, si los suyos han sabido hacerlo bien durante un tiempo, por qué no lo van a hacer otra vez. Y a eso también se deben agarrar los que mandan para no bajar la exigencia y la ambición. El Betis, por presupuesto y masa social, debe estar toda la temporada peleando por intentar meterse en Europa. Viendo el nivel del resto de equipos, está obligado a ello, y ya luego se verá si está capacitado para clasificarse o no, pero tiene que intentarlo. Por eso el balance del año 2017 se puede resumir con una palabra: más. Falta todavía para ese Betis que esperan los béticos. Lo positivo es que en temporadas anteriores se sabía perfectamente que el equipo verdiblanco no iba a ir a mejor, en todo caso que podía empeorar. La sensación ahora es que está capacitado para dar ese salto. Ojalá llegue. La afición lo merece tras años de desilusiones.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
El Betis ha ganado (con golazos) y ha contado hasta con un penalti a favor, pero el arbitraje de Sánchez Martínez h… https://t.co/9ravvQ2ihe - 14 horas ago