La afición del Betis, en el partido con el Dudelange (Juan Manuel Serrano)
La afición del Betis, en el partido con el Dudelange (Juan Manuel Serrano)

Betis: de Salamanca a Milán

Lo de Milán debe tomarse como un premio para la afición tras invadir también otras ciudades cuando el equipo deambulaba por Segunda
Por  9:49 h.

Día especial hoy. Noche para la historia. El Betis juega ante un grande (aunque ahora esté venido a menos) en San Siro. Y, como siempre, no estará solo. Todo lo contrario. Unos 7.000 aficionados verdiblancos se darán cita en Milán para acompañar a los suyos y empujar desde la grada. Como cada vez que juega en Cataluña. Y en Madrid. Y en Lugo. Y en Ponferrada. Y en Salamanca. Porque los béticos, vaya como vaya su equipo, nunca dejan de seguirlo más allá del Benito Villamarín.

Hoy será día de fiesta, de celebración. De disfrutar por estar en la Europa League y, encima, de poder jugar en San Siro. Hoy es día de fotos, selfies y marcha verde. Aunque Milán esté a 2.000 kilómetros. Hoy es día de Betis. En mayúsculas. Aunque lo verdaderamente importante es la lección que siempre da la fiel infantería verdiblanca.

Porque estar hoy en Milán es fácil (entiéndase como que a todo el mundo le gusta estar en las grandes citas). Lo realmente significativo, lo que hay que destacar, es que no será la primera invasión a una ciudad. Y hoy conviene recordar que los béticos están a las duras y a las maduras. En Salamanca y en Milán. Jugándose un ascenso a Primera y llenando medio estadio del Helmántico, del mismo modo que tiñe la Plaza del Duomo de verdiblanco con motivo de la Europa League.

Y ahí reside el verdadero mérito de esta afición, la cual ha sufrido tanto y tanto históricamente y, sobre todo, en los últimos años. Ahora, por más que haya debates sobre la posesión y la falta de gol, el Betis es un club serio y en una escalada continua para colocarse a la par de su hinchada. Pero ésta también ha estado arropando a los suyos cuando deambulaban por Segunda, cuando había un presidente cada tres meses, cuando entraban personas en el club para saquearlo, cuando la plantilla dejaba mucho que desear. La afición del Betis ha superado récords de abonos tras la peor temporada de la historia y un descenso. Y ha invadido los campos de Cataluña en Segunda. Y ha estado en las juntas de accionistas para liberar del secuestro a su club. Por eso lo de hoy debe tomarse como un premio. Como el reconocimiento al haber estado siempre. Hasta cuando, aunque parezca exagerado, el Betis pudo desaparecer hace unos años. Ojalá la fiesta sea completa y acabe con tres puntos de camino a Heliópolis. Porque sí, por fin en la entidad se están haciendo las cosas bien para que días como el de hoy no sean algo circunstancial.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
RT @NicolaasCostaa: Esta gente es divina https://t.co/XJgXZ05BuM - 11 horas ago