Mandi cabecea un balón sobre Francis en el Atlético-Betis. Foto: AFP
Mandi cabecea un balón sobre Francis en el Atlético-Betis. Foto: AFP

Betis: sensaciones encontradas

Después de todo lo que ha mejorado el Betis, la exigencia es mayor, desaparece el conformismo. Por eso ayer el bético no terminó contento
Por  12:19 h.

Vaya por delante que no hay que hacer de la derrota ante el Atlético ningún drama. Que el Betis pierda ante un rival de tal entidad es algo que hasta entra en los planes cuando se ve el calendario, pero lo cierto es que Quique Setién debe aprovechar el parón para hacer algunos retoques que eliminen las sensaciones encontradas que hay ahora mismo en parte del beticismo. Los aficionados se sienten identificados con el estilo de juego, pero piden dar un paso más, ser más valientes, porque hay potencial para ello. Que haya «malestar» por no ganarle al Atlético dice mucho de cómo ha crecido el club.

Hace no mucho el aficionado, hastiado de todo, aplaudía lo mínimo exigible, ovacionaba a jugadores que ahora mismo no podrían estar ni siquiera en la plantilla. Ahora, después de todo lo que ha mejorado el Betis, la exigencia es mayor, desaparece el conformismo. Por eso ayer el bético no terminó contento. Vio que en la primera parte los suyos dominaron pero no hicieron daño, mientras que en la segunda apenas tuvieron opciones una vez que el Atlético pisó un poco el acelerador. La sensación que queda es de que se podría haber conseguido un mayor botín, que los verdiblancos no terminan de creérselo en determinadas citas o días.

Aun así, la situación es positiva. Los de Setién tienen a tiro de piedra las posiciones europeas en esta Liga tan apretada y extraña. Por lo tanto, en este parón no tiene que aparcer ningún tipo de alarma, sino que el técnico debe aprovecharlo para que los suyos descansen y para seguir tocando piezas para dar con la tecla.

Porque, aunque hay muchas cosas que funcionan, hay otras que siguen haciendo aguas. El Betis domina los partidos, tiene un estilo de juego marcado y atractivo, le juega de tú a tú a todos los rivales y ha mejorado una barbaridad en defensa. Pero también es verdad que peca de falta de verticalidad y de gol. Lo primero se puede arreglar cambiando a algunos jugadores y un poco la idea (los carrileros deben ser mucho más profundos y eso ocurre más con Tello y Barragán sobre el césped). Lo segundo sí comienza a preocupar. Ninguno de los tres delanteros atraviesa un buen momento, a lo que se une que los de la segunda línea ni siquiera se atreven a disparar a portería. Setién ya ha demostrado en este año y medio que sabe reiventarse. Le toca darse una nueva vuelta de tuerca.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
EN VÍDEO - El comunicado en contra de la venta del club en voz de Alejandro Cadenas https://t.co/BMlY3PmhHV… https://t.co/5NHqoOv2jD - 52 mins ago