Setién, flanqueado por Serra y Haro (Foto: Juan Flores).
Setién, flanqueado por Serra y Haro (Foto: Juan Flores).

El Betis, Setién y la ambición

Los pitos de la afición tenían un claro significado: «por fin vemos que el equipo puede dar más y queremos que lo dé»
Por  10:20 h.

El plácido parón por el que está pasando el Betis ha servido para que los debates en torno al club y al equipo se hayan llevado a cabo con otra perspectiva. La exhibición de fútbol en el Camp Nou ha pesado mucho a la hora de analizar a los verdiblancos que, si bien todavía no tienen una buena nota, sí han mostrado argumentos para conseguirla al final de la temporada. Y es que hay varias cosas para pensar en positivo con respecto a los de Heliópolis. La idea de juego de Setién, la plantilla conformada y la ambición de la afición. Todo suma para que el Betis crezca.

Comencemos por el entrenador, el más discutido -y ahora halagado- en las últimas semanas. Vaya por delante que, como he escrito aquí en varias ocasiones, creo que Quique Setién es un entrenador que está más que capacitado para hacer rendir a este equipo. Sólo necesitaba tocar algunas piezas para intentar variar el rumbo de un conjunto que se pasaba de plano y carecía de verticalidad. Como es lógico, bordó el fútbol ante el Barcelona, pero es que antes, aunque los resultados no fueran los esperados, ya se vio otra cosa contra Celta y Milan, sobre todo en las primeras partes.

Es decir, la famosa «cabezonería» del cántabro quedó a un lado e, igual que se le ha criticado cuando no ha cambiado cosas, ahora hay que darle su amplia cuota de protagonismo en la mejoría. ¿Que hay que renovarle ya? Pues ya estará en la opinión de cada uno, aunque yo veo bien la postura del Betis. El club, después de años dando tumbos y de fracasos constantes, necesita estabilidad. Aparte, hay que ser realistas y saber que a Setién se le ha relacionado con la selección y con el Barcelona, por lo que es lógico que él quiera mejorar condiciones y que la entidad quiera curarse en salud.

Y, como de la plantilla ya he dicho varias veces que me parece tan buena que es una de las mejores, si no la mejor, de su historia, paso a centrarme en la ambición de la afición. Y pongo un ejemplo: veo magníficos los pitos que ha habido en varios partidos. Ninguno era de no estar con el equipo, ni siquiera para echar al entrenador, sino que tenían un claro significado: «por fin vemos que el equipo puede dar más y queremos que lo dé». La fidelidad del bético está fuera de toda duda, pero se le echaba en falta autoexigencia. Ambición. Y ahora quiere más y más. Quizás sea esa la mejor noticia.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
Dos cosas que, quizás, van a contracorriente pero que es de justicia decirlas. 1. Setién habrá sido cabezón en acc… https://t.co/D7YPlkx2g2 - 5 horas ago