Joaquín y Mercado pugnan por un balón durante el derbi Betis-Sevilla (Foto: J. J. Úbeda/ABC)
Joaquín y Mercado pugnan por un balón durante el derbi Betis-Sevilla (Foto: J. J. Úbeda/ABC)

Un derbi tempranero e igualado

Como todos los protagonistas coinciden en que este enfrentamiento es especial, que está por encima de estados de ánimo, clasificaciones y demás, pues hay que jugarlo cuando toca
Por  11:03 h.

El derbi siempre llega a destiempo. Por su importancia, nunca es la fecha ideal. Siempre es tarde, como ocurrió en el final de la temporada pasada; o temprano, como ocurre ahora. Pero, como todos los protagonistas coinciden en que este enfrentamiento es especial, que está por encima de estados de ánimo, clasificaciones y demás, pues hay que jugarlo cuando toca. Y eso es este domingo. Eso sí, que sea antes o después no quita que siempre haya un favorito, siendo en esta ocasión el Sevilla. Y eso que el último fue el Betis. Pero vayamos por partes.

En Heliópolis las cosas no han comenzado bien. Todo lo contrario. Después de apreciar el salto deportivo y económico que había dado el club, la ilusión era máxima pero, tras los dos primeros partidos, ha aparecido cierto pesimismo. Sí, el Betis debería haber sumado más ante Levante y Alavés, pero eso no es motivo para alarmarse. Al menos, a estas alturas de la competición. Las malas sensaciones mostradas en el debut en el Villamarín, pasaron a buenas contra el Alavés, aunque es cierto que la pólvora mojada hizo demasiado daño. Aun así, ahora todo no puede ser un desastre cuando hasta hace dos semanas el 99 por ciento de los que veían al Betis coincidían en que, de la mano de Lorenzo Serra Ferrer y Quique Setién, el nivel se había elevado bastante. Eso sí, en esta última semana del mercado tanto el primero como el segundo deben dar con la tecla. El vicepresidente deportivo, con tres fichajes -dos laterales y alguien con desborde arriba- que completen la plantilla. Y el entrenador, encontrando su once ideal y sin incidir en hechos que casi nadie entiende como la titularidad de Francis.

En Nervión anoche se aplacaron un poco los ánimos. Después de lo de Vallecas, parte de la afición del Sevilla pasó de cierto pesimismo a una euforia excesiva. Sí, los de Machín jugaron muy bien contra el Rayo, pero faltaba por ver si hacía lo mismo con alguien de su liga. Y no ocurrió con el Villarreal. Pudo ganar con las dos acciones finales de André Silva y Ben Yedder, pero lo cierto es que, durante gran parte del duelo, fue el cuadro de Castellón el que mostró más peligro (Vaclik fue el mejor). Aun así, el Sevilla llega como favorito (ligeramente) al derbi por estar más rodado y más arriba en la tabla.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
Soy de los que piensa que Quique Setién le da muchas cosas buenas al Betis. Incluso en días como los de hoy donde e… https://t.co/SM1bfJnwZS - 3 horas ago