Setién, en el Valladolid-Betis (LaLiga)
Setién, en el Valladolid-Betis (LaLiga)

La mirilla debe apuntar a la final

Durante esta semana no deberían existir ni Quique Setién, ni Lorenzo Serra Ferrer, ni Ángel Haro, ni José Miguel López Catalán, ni los jugadores. El Betis y sólo el Betis
Por  10:17 h.

Está el ambiente enrarecido en el Betis. Y no voy a negar que hay motivos para ello. La eliminación europea ha dolido mucho. Demasiado. De hecho, aunque se le quiera dar otra calificación, la palabra «fracaso» es la que mejor define lo que ha pasado. Hasta ahí, casi todos de acuerdo. Los verdiblancos, con la plantilla que tienen, no puede caer eliminados por el undécimo de Francia. Y menos, del modo en el que lo hicieron. Eso provocó un sinfín de críticas. Casi todas justas. Casi todas bien dirigidas.

El debate en torno a Quique Setién es una realidad, y no precisamente desde el jueves pasado, sino desde bastante antes. Pero, como es lógico, todo se ha avivado desde el varapalo del Stade Rennais. Están los que ya han sentenciado al cántabro, los que sólo le dan de margen hasta el final de la temporada y los que lo defienden a pesar de la eliminación. No sé en qué porcentaje, la verdad. También están los que miran hacia las estructuras del club, centrándose en Lorenzo Serra Ferrer y los consejeros delegados por no haber acertado en el mercado invernal. En definitiva, que hay para todos justo antes de una semifinal de la Copa.

Y, precisamente por eso, creo que todos se han equivocado. No en sus opiniones, que son más que respetables, pero sí en el tiempo. En el momento. Estando a un partido de meterse en una final, las escopetas (cargadas) hay que dejarlas a un lado. La mirilla sólo debe apuntar a eso, a estar el 25 de mayo en el Villamarín. Ya habrá tiempo más adelante, al menos a partir del viernes, para buscar culpables o señalar a los artífices de una alegría que habrá tardado catorce años en llegar, si es que termina llegando.

En otras palabras, durante esta semana no deberían existir ni Quique Setién, ni Lorenzo Serra Ferrer, ni Ángel Haro, ni José Miguel López Catalán, ni los jugadores. El Betis y sólo el Betis. Desgraciadamente para los verdiblancos, lo que puede ocurrir este jueves no es lo habitual en un club que, además, lleva demasiado sufrido encima. La exigencia y la ambición no deben desaparecer, por supuesto que no, pero el ambiente hasta el jueves a las 21.00 debe ser el mejor. Ayudará, y mucho, la victoria en Valladolid. Y ahora sólo falta que club y afición vayan de la mano a Mestalla y sean uno. Seguro que así será.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla
Ramón Román
Vaya tragedia. Fallece una auténtica leyenda del deporte https://t.co/5gdQzTTLRV - 2 horas ago