Zaza celebra el 2-0 ante el Betis
Zaza celebra el 2-0 ante el Betis

De momento, no cree en Europa

El jueves hubo sensación de que se conformaba con un empate en casa contra la Real, mientras que ayer pareció que no le importaba perder en Mestalla
Por  10:25 h.

Hay tiempo para rectificar. Es la buena noticia. Quedan por delante once jornadas de LaLiga y la distancia con el objetivo es de sólo tres puntos, pero lo cierto es que la semana que queda atrás ha sido decepcionante en lo que se refiere al Betis. Tras ganar el lunes al Levante, fueron muchos los que creyeron que, por fin, los verdiblancos estaban obligados a luchar hasta el final por la séptima plaza, pero la realidad es que eso no se ha visto reflejado sobre el césped ni ante Real Sociedad ni contra el Valencia. Se le presentaban a los de Heliópolis tres encuentros en siete días, y la idea era dar un golpe encima de la mesa para decirles a equipos como el Gerona, el Eibar y el Getafe que no lo iban a tener nada fácil. Pero no ha sido así, todo lo contrario. El jueves hubo sensación de que se conformaba con un empate en casa contra la Real, mientras que ayer pareció que no le importaba perder en Mestalla. E, igual que cuando ganaba con alineaciones fuera de toda la lógica las miradas iban para Setién, lo mismo ocurre ahora que los resultados no han acompañado.

Porque el técnico bético se ha equivocado. Para empezar, una vez que ya tenía los tres puntos del Levante en el casillero, debió priorizar y saber que el encuentro ante la Real era más importante que el del Valencia. Por el nivel del rival y por el hecho de jugar en casa. Debieron salir los mejores, y ya habría tiempo para pensar en Mestalla. No ocurrió eso y a Setién le costó un mundo reaccionar, dando la sensación de que se daba por satisfecho con el punto que iba sumando. Y ayer en Valencia, más de lo mismo, con el agravante de que el resultado sí estaba en contra. La alineación, como desde hace semanas, ya dio para cientos de comentarios, pero sin duda fue más preocupante lo que ocurrió durante el encuentro. Porque los de Marcelino se adelantaron en el minuto 22 y el primer cambio del técnico bético no llegó hasta el 58, cuando el 2-0 ya llevaba en el marcador desde el 46. Y, para colmo, fue de lateral por lateral, entrando Francis por un amonestado Barragán. Pero es que para ver a otro delantero en el campo (Rubén Castro) hubo que esperar al 68. Y para que desapareciera la defensa de cinco, al 82. Demasiadas facilidades al rival.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
Vaya golazo del Atlético. Gran jugada desde atrás. Muy 'anti' Simeone... - 11 horas ago