Setién, Francis, los pitos y los debates

A diferencia de lo que piensan algunos, incluido el propio entrenador, yo creo que la afición no pitó a Francis
Por  10:34 h.

El Betis no está bien. O, al menos, no todo lo bien que esperaban algunos. El problema del gol ha provocado que, tras cinco jornadas, los verdiblancos estén en tierra de nadie, lo que se ha transformado en nerviosismo de la grada. Y especialmente se ve en dos debates. El principal, el enfocado en Francis. Vaya por delante que el chaval no tiene culpa de nada, pero Setién ha creado un problema con el lateral derecho. Barragán es mejor y a veces no va ni convocado, lo cual no entiende la afición, que ya ha mostrado un malestar que no ha sido bien recibido por el técnico.

Y eso que, a diferencia de lo que piensan algunos, incluido el propio entrenador, yo creo que la afición no pitó a Francis. Estuve trabajando desde el Benito Villamarín y, por lo que palpé y escuché, pienso que lo que hubo fue una queja bastante considerable hacia Quique Setién. Y no porque no se crea en él, ni porque la gente la tenga tomada con el canterano, ni nada por el estilo. Simplemente porque la ambición se ha apoderado de todo lo que rodea al Betis y son muchos los que piensan que el equipo puede dar más más de lo que está dando. Siendo la parte derecha una de las zonas donde más ocurre esto.

No me gusta ir de adivino para luego salir con el clásico «yoyalodije», por lo tanto me limito a escribir sobre lo que he visto hasta ahora. Y, en mi opinión, el «caso Francis» está claro: es un jugador en formación que, además, no juega en «su» posición, por lo que necesita tiempo para rendir en la élite. Ahora mismo está verde para jugar en Primera. Y más, en un Betis que, se supone, aspira a cotas importantes. Si a todo eso se le une que todo el mundo ha visto que Barragán aporta muchas más cosas en la banda derecha, pues ahí aparece el runrún. Y esto no beneficia a nadie. Ni a Francis, a quien los rivales «flotan» y a quien apenas le pasan el balón sus compañeros. Ni a Quique Setién, que sale a defender a su jugador y, en caliente, se encara con la afición. Ni al equipo, que nota el nerviosismo de todos y juega más agarrotado. Eso sí, igual que digo abiertamente que considero mejor a Barragán que a Francis (de hecho, creo que es en la posición en la que más diferencia de nivel hay entre un jugador y otro), también pienso que el entrenador no se va a disparar contra su propio pie, por lo que tendrá que estar viendo algo que el resto no podemos ver en el día a día.

De todos modos, me parece injusto que todo el debate gire en torno al canterano, porque realmente el Betis no está dejando de ganar únicamente por lo que pasa en la banda derecha. Al equipo le falta combinar cosas. Por ejemplo, en días como ayer, en los que no tiene ganado el centro del campo, Guardado necesita un apoyo y, hasta que vuelva William Carvalho, ése debe ser Javi García. También necesita profundidad, especialmente por las bandas, por lo que Setién debe tirar de jugadores más ofensivos ahí. Y luego está el debate de la delantera, que ha quedado en un segundo plano y que, en mi opinión, es todavía más importante. Para mí, por cualidades, Sanabria es el mejor atacante del Betis pero, de igual modo digo que, en mi opinión, debería ser el tercero en minutos e importancia. De nada vale tener todo para ser un crack y no poner de tu parte para explotarlo. Tanto Loren como Sergio León se «parten» la cara cada vez que salen a jugar, mientras que el paraguayo deambula por el terreno de juego como si el partido no fuera con él. O cambia su actitud, porque aptitudes tiene de sobra, o va a dejar de contar para el entrenador y hasta para el club.

Ramón Román

Ramón Román

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla
Ramón Román

@RamonRomanR

Redactor Jefe de Deportes de ABC de Sevilla (https://t.co/8Bf016uxHw y https://t.co/WIQmXsNlog).
RT @GURMESevilla: «La década prodigiosa», el regalo de navidad perfecto para los amantes de la gastronomía en #Sevillahoy https://t.co/bUD2… - 4 horas ago