Morata remata un centro de Trippier que termina en gol
Morata remata un centro de Trippier que termina en gol - AFP
Fútbol

El Atlético quiere recuperar la cabeza

Trippier y Lodi se presentan indispensables para volver al poderío aéreo de antaño, venido a menos en las últimas temporadas

MadridActualizado:

El primer partido de Liga tiene un poco de vuelta al cole. Los nuevos compañeros llegan con la ilusión de firmar un buen curso y recibir los halagos al término del mismo. El del pasado domingo en el Metropolitano tuvo mucho de ello, con varios dorsales a estrenar en una plantilla con novedades en todas sus líneas. La que más ha sufrido esta remodelación es la defensa, donde Giménez y Savic conservan la titularidad -de momento-, pero están ahora flanqueados por dos desconocidos hasta hace poco: Trippier y Lodi. Un inglés y un brasileño que quieren demostrar su talento pegados a la banda.

Se jugaba el minuto 23 del encuentro ante el Getafe cuando Trippier puso un balón perfecto a la cabeza de Morata. No había rematado el delantero y la grada ya afinaba su garganta para cantar el primer gol de la temporada. Un gran salto sirvió al nueve rojiblanco para imponerse a Djené y marcar el que sería a la postre el tanto de la victoria. El casillero goleador de Morata se estrenaba; también el de las asistencias de Trippier, el otro gran protagonista. La acción adivina la que puede ser una de las grandes bazas ofensivas del Atlético este año. Un arma venida a menos las últimas temporadas.

Los fichajes del inglés y del brasileño arrojan algo de luz a los planes de Simeone: dos laterales con mucha llegada para surtir de centros a los delanteros. El Atlético tiene pólvora con Diego Costa y Morata y el argentino sabe que las probabilidades de que mojen se incrementan exponencialmente cuantos más balones reciban en el área. La temprana expulsión de Lodi impidió a Simeone conocer más a fondo de qué eran capaces las dos nuevas alas rojiblancas juntas. Aun así, Trippier no se arrugó y siguió incorporándose al ataque con asiduidad. Lodi fue la nota negativa; el inglés, el mejor del encuentro.

«Su partido fue muy bueno en todos los sentidos. Tuvo dos o tres acciones en el primer tiempo muy concretas, con calidad y precisión, y el centro que tira a un especialista como Morata para rematar. Poco a poco los jugadores que han llegado se van incorporando de la mejor manera. No es fácil. Venimos jugando partidos amistosos, pero los amistosos tienen paréntesis y la Liga es más compleja», dijo Simeone en la sala de prensa del Metropolitano.

Una fórmula renovada

Nadie se ha olvidado de cómo se ganó la Liga de 2014, con futbolistas como Miranda, Godin, Raúl García o Diego Costa como amenaza constante por arriba. Un lustro después, el Atlético tiene a dos delanteros que rozan el 1,90 metros de altura, tres si también se cuenta a Saponjic. Con semejantes torres en el área, con gran habilidad cabeceadora, los centros laterales parecen de manual. A estos se añade la presencia de futbolistas como Saúl, Giménez, Felipe, Savic o Hermoso, todos ellos buenos rematadores también.

La estadística habla por sí sola. El Atlético ha perdido peligro por arriba. La temporada en la que se consiguió el título en la última jornada en el Camp Nou se anotaron 18 goles con la cabeza, incluido el de Godín ante el Barcelona, lo que supuso el segundo mejor dato de toda la Liga. La siguiente campaña se mejoró el dato y la cifra ascendió hasta 25, liderando esta faceta de la competición. Desde entonces, en caída: 9 en la 15-16, 9 en la 16-17, 2 en la 17-18 -el peor de toda la Liga-, y 8 en la 18-19. El Atlético quiere recuperar la cabeza

Por ello, si durante el verano se llegó a hablar del fichaje de dos laterales más conservadores, más aplicados en defensa y con menos talento en ataque, finalmente han llegado dos puntas de lanza. Una apuesta que el primer partido de Liga ya ha valido tres puntos y desempolva una fórmula que ya dio éxitos en el pasado. La fluidez en el juego, lastre en muchos tramos de la pasada temporada, puede encontrar un vía de escape en Lodi y Trippier.

Contra el Leganés, Simeone no podrá contar con el brasileño por sanción. Le sustituirá Hermoso, un central reconvertido que ya cumplió ante el Getafe, si bien no se asomó mucho al área rival. El inglés, en cambio, sí parece fijo. Su buen estreno liguero refuerza el plan de su entrenador, más aún con la visita a un campo, el de Butarque, donde el Atlético no sabe lo que es ganar en Primera: las únicas tres visitas ligueras se han saldado con empate.