Marcos Llorente, durante su presentación con el Atlético
Marcos Llorente, durante su presentación con el Atlético - EP

Marcos LlorenteEl nuevo 14 de Simeone: buena salida de balón y más intensidad

El vacío por la marcha de Gabi fue ocupado por Rodri, que dejará el club tras un año de gran rendimiento

MadridActualizado:

La exquisitez de Rodrigo tomó el relevo del sentimiento de Gabi. El capitán por antonomasia del Atlético de Simeone cedió el testigo del dorsal 14 a otro hombre de la casa. Rodrigo, o Rodri, llegó del Villarreal para coger los mandos de un centro del campo poblado por gente que conocía el club: Koke, Saúl o Thomas son el ejemplo. Su experiencia en el conjunto amarillo le avalaba: llegaba un futbolista de los grandes.

Aunque tardó en entrar en el once, se terminó convirtiendo en un imprescindible. Pese a que su estilo no era precisamente el que acostumbraba el equipo, su impecable salida de balón, su capacidad de recuperación y su poder aéreo enamoró a la parroquia rojiblanca. Pero su periplo en el Metropolitano no durará más. Un año después de su fichaje dejará el equipo tras pagar su cláusula de rescisión. El vacío, el dorsal 14, lo ocupará Marcos Llorente, presentado ayer en el Metropolitano.

Así juega Llorente

Simeone ya tiene a su nueva pieza para el centro del campo. No hay que llevarse a engaño: es difícil igualar el sentimiento que imprimía Gabi sobre el campo y la seguridad que daba Rodri en el pase. Pero Llorente aúna en sus botas un poco de cada uno. Tal y como recordó ayer Enrique Cerezo, en su etapa en el Alavés se convirtió en el futbolista con más balones recuperados de la Liga. Entonces sumó 302. Esta temporada, Rodri ha sido el segundo -solo superado por Banega- con 280. Parece que en esta faceta el Atlético no echará en falta a su canterano.

Uno de los apartados que puede ver reforzado el equipo rojiblanco es aquel que en los últimos años parecía haber descuidado. La presión intensa, santo y seña del «cholismo», tendrá en Llorente a su mejor aliado. El portentoso físico del exmadridista le permite aguantar todo el partido susurrando de cerca al rival. Rara vez da un respiro. Aquello que tanto se ha echado en falta esta última temporada con la saldia de Gabi puede recuperarse con este nuevo fichaje.

Además, Llorente, como Rodri, es un gran pasador. Esta temporada, pese a haber jugado solo siete partido en la Liga, posee un 93 por ciento de acierto. El todavía futbolista rojiblanco llegó al 91 por ciento, aunque hay que tener en cuenta el número de partidos disputados por cada uno: siete del exmadridista por treinta y cuatro del todavía rojiblanco. En la 2016/17, con 32 encuentros disputados en la Liga con el Alavés, su porcentaje descendió levemente hasta el 87 por ciento.

El interés de Simeone en Llorente no es nuevo. El entrenador argentino ya intentó ficharle hace un año sin éxito. Este verano no se ha escapado. «Hablé con Simeone, me dio la bienvenida y me transmitió su confianza. Poco puedo deciros del Cholo que no sepáis. Tiene un carácter único y estoy encantado de ponerme a sus órdenes. Tanto él como el proyecto del club me atraían mucho y cuando me enteré del interés no dudé en venir», dijo en su presentación.

Como Gabi y Rodri, Llorente llevará el 14, el mismo número que en su momento encumbró a Simeone. La tarea de igualar la labor de estos tres futbolistas en el campo no parece fácil, pero el recién estrenado promete aguantar el pulso: «Vengo con todo mi trabajo y con todo mi compromiso. Voy a luchar por esta camiseta».