Liga

Simeone no buscó excusas con el VAR

Pese a que perjudicó al Atlético contra el Madrid, el técnico se muestra favorable al videoarbitraje

J. C. CARABIAS
Actualizado:

Al ritmo de AC/DC, el grupo de cabecera del Mono Burgos, a Courtois le lanzaron ratas de peluche cuando se acercó a ocupar la portería donde habitan los radicales del Atlético. La bronca al portero resultó estruendosa cada vez que participó en el juego, volcánico el público y unánime en la pitada. «Salta, salta, salta, pequeño canguro y a los madridistas que les den... », atronó el estadio contra el portero belga por aquella celebración en el balcón del Ayuntamiento. El ambiente caldeado no fue obstáculo para una reafirmación del Madrid. Se sobrepuso a la dificultad y rebasó al Atlético en la Liga. Dos derrotas consecutivas casi suponen un hecho insólito en el historial rojiblanco.

El encuentro derivó de la bronca a Courtois a una consulta constante. Del árbitro al VAR. Y salió perjudicado el Atlético. La falta de Giménez a Vinicius es fuera y continúa dentro del área. Y si hubo fuera de juego en el fabuloso gol de Morata (pinchó el balón y lo elevó en vaselina) fue por unos centímetros de rodilla. Ambas jugadas parecían al menos dudosas y, según el reglamento, en caso de duda no se pita.

Estas acciones sacaron al Atlético del partido, pese a que tampoco el equipo jugó como para tirar cohetes y fue desarbolado claramente por el Madrid en el centro del campo.

Simeone se presentó cabizbajo en la sala de prensa. «Ha sido un partido duro, fuerte, en el que ellos tuvieron mucha contundencia y encontraron los caminos para desarrollar el partido que jugaron».

Aunque es un técnico que presiona de lo lindo en la banda, no suele polemizar con los árbitros ante el micrófono. Tampoco ayer, pese a que a su equipo lo perjudicó el VAR. «No suelo opinar sobre el VAR. Crecerá y mejorará y serán todos más eficaces. No he visto las jugadas. Espero y deseo que hayan acertado y que el sistema siga mejorando por el bien común. No hemos perdido por el VAR».

El partido acabó con el gol de Bale y su corte de mangas dedicado a la grada. La gente se desahogó al grito de «Así, así, así gana el Madrid». «Supongo que estaría celebrando el gol, no creo que lo haya hecho por molestar», lo disculpó Giménez, el protagonista del penalti con Vinicius. Su explicación del lance fue detallada. «Es falta, porque es arriesgada la entrada que hago por atrás, le doy con mi tibia en el talón pero es fuera del área. La jugada sigue y le doy con mis genitales en su talón en un último toque, ya dentro del área». Al contrario que su entrenador, Giménez sí vio influencia del videoarbitraje en el resultado.

La segunda derrota (también perdió con el Betis) se reflejaba en la cara de Saúl. Estaba para pocas fiestas. «Al equipo no le falta trabajo ni compromiso, si viese cosas raras o un vestuario dividido, me preocuparía, pero veo lo contrario. Es un momento complicado con dos derrotas, pero ya nos ha pasado otras veces y este equipo no se viene abajo».

«Hay que levantarse rápido y preparar el partido contra el Rayo con ilusión», zanjó Simeone.