NBALos Rockets y los Warriors, a un paso de la final

Los triunfos ante los Jazz y los Pelicans, respectivamente, les acercan a la penúltima cita por el título de la NBA

Actualizado:

La combinación del base Chris Paul y el escolta James Harden encabezó el ataque balanceado de los Rockets de Houston que se impusieron a domicilio por 87-100 a los Jazz de Utah en el cuarto partido de la eliminatoria de semifinales de la Conferencia Oeste que ahora dominan 3-1 al mejor de siete.

Paul brilló con un doble-doble de 27 puntos, capturo 12 rebotes, incluidos 10 defensivos, repartió seis asistencias y recuperó dos balones, que lo dejaron como líder de los Rockets.

Mientras que Harden acabó con 24 puntos, incluidos 14 en el primer cuarto --su mejor marca en lo que va de playoffs-- cuatro rebotes, tres asistencias, y cuatro recuperaciones de balón, aunque tuvo la debilidad de perder ocho balones.

El pívot Clint Capela mantuvo su condición de jugador clave dentro de la pintura al conseguir un doble-doble de 12 puntos, 15 rebotes --10 defensivos--, dio dos asistencias, recuperó dos balones y puso seis tapones --líder indiscutible-- de los Rockets en esa faceta del juego.

Capela no sólo tuvo protagonismo sino que también impuso su carácter y forzó una técnica en su duelo con el escolta novato Donovan Mitchello, de los Jazz.

El alero PJ Tucker como titular se convirtió en el cuarto máximo encestador de los Rockets al aportar un 11 puntos, siete rebotes y puso un tapón.

Mientras que el pívot brasileño Nené Hilario jugó 10 minutos como reserva y aportó dos puntos al fallar un tiro de campo, y acertó 2-2 desde la línea de personal.

Hilario capturó dos rebotes, dio una asistencia, recuperó un balón, perdió otro y cometió tres faltas personales.

Sin Ricky Rubio por cuarto partido consecutivo al no haberse recuperado del desgarro del tendón que sufre en la pierna izquierda, Mitchell volvió a ser el líder del ataque de los Jazz al aportar 25 puntos antes que quedase eliminado por seis faltas personales.

Mientras que el alero australiano Joe Ingles, que fue el factor sorpresa ganador en el segundo partido disputado en el Toyota Center de Houston, volvió a estar inconsistente con su juego ofensivo, como le sucedió en el tercer encuentro, y acabó con apenas 15 puntos.

El pívot francés Rudy Gobert, que ha bajado su rendimiento sin la presencia de Rubio con quien mejor se identifica a la hora de recibir los balones dentro de la pintura, acabó con un doble-doble de 11 puntos, 10 rebotes y tres tapones, que no impidieron la derrota de los Jazz.

Gobert fue el tercer jugador de los Jazz que tuvieron números de dos dígitos, y concluyeron el partido con marca de 39 (32-83) por ciento de acierto en los tiros de campo, y el 24 (7-29) de triples, comparados al 42 (37-88) y el 26 (10-38), respectivamente, de los Rockets, que también dominaron en el juego interior con 49 rebotes por 45 del equipo de Utah.

Los Rockets estuvieron al frente del marcador y aunque los Jazz con triple de Mitchel se pusieron a solo cinco (80-85) al comienzo del cuarto periodo, Paul, que empató su mejor marca en lo que va de playoffs, hizo un tiro en suspensión y el alero de origen dominicano Trevor Ariza respondió con un triple decisivo para una ventaja de los Rockets de 10 tantos.

Ahí se acabó todo el esfuerzo de los Jazz que nunca más pudieron competir con la defensa de los Rockets, que ahora regresan a su campo del Toyota Center de Houston, donde el martes se jugará el quinto partido de la serie que podría ser el decisivo si el equipo tejano consigue la victoria.

La gran esperanza para los Jazz es tener la posibilidad que Rubio pueda volver con el equipo y les ayude a evitar la derrota y forzar el sexto partido, que sería de nuevo en Salt Lake City.

Los Warriors, a un paso de la final

El alero Kevin Durant reivindicó su condición de líder y con 38 puntos y nueve rebotes encabezó el ataque de los Warriors de Golden State que se impusieron a domicilio 92-118 ante los Pelicans de Nueva Orleans en el cuarto partido de la eliminatoria de semifinales de la Conferencia Oeste.

La victoria pone a los Warriors con la ventaja de 3-1 en la serie que disputan al mejor de siete y el quinto partido se jugará el próximo martes en el Oracle Arena de Oakland.

Los actuales campeones de la NBA, que defienden el título de la Conferencia Oeste, se recuperaron de su derrota por 19 puntos en el tercer partido con un gran juego que les guió al triunfo sin nunca estar abajo en el marcador y sacar ventaja de hasta 26 tantos.