Fórmula 1 | GP de AlemaniaAlonso se instala en el pesimismo

El asturiano llega a Hockenheim, uno de sus circuitos fetiche, sin demasiadas ilusiones: ««A estas alturas difícilmente se va a ganar o perder mucho»

Actualizado:

Tras encadenar cinco carreras seguidas, las 24 Horas de Le Mans y los grandes premios de Canadá, Francia, Austria y Gran Bretaña, Fernando Alonso por fin se pudo tomar un pequeño descanso el pasado fin de semana, un momento de desconexión antes de regresar al trabajo para la disputa del GP de Alemania en este 2018 sin freno en el que se ha embarcado. Aún así, el asturiano no se ha desenganchado de los circuitos y este lunes acudió al que él posee en Llanera (Asturias) para la presentación de un torneo de eSports.

Allí, Alonso reconoció encontrarse «un pelín cansado» y agradeció el mínimo parón competitivo, que le ha permitido «volver a la rutina de entrenamientos, bici, nadar, correr....». Además, mostró su faz más pesimista al asegurar que los siguientes grandes premios «serán una continuidad» de lo visto hasta ahora con el McLaren: «A estas alturas difícilmente se va a ganar o perder mucho, creo que todo el mundo mantendrá más o menos sus posiciones. Vamos a ir mejorando carrera a carrera, mejorando puntos débiles e intentando pelear nuevos puntos cada domingo».

Ya en el comunicado de McLaren previo a la carrera de Hockenheim, Alonso no varió demasiado su discurso: «Sabemos que tenemos que trabajar nuestras prestaciones en la clasificación para tener la mejor opción el domingo, pero también hemos visto que durante la carrera podemos avanzar y asegurar puntos, por lo que el objetivo es lograr lo mismo en Alemania».

Hockenheim trae buenos recuerdos a Alonso, pues allí ganó en tres ocasiones, dos con Ferrari y una con Renault, aunque sabe que sus opciones de alcanzar un cuarto triunfo son nulas: «Es genial volver después de la ausencia del año pasado. Su pista es una de las clásicas, es divertida de conducir, hay un par de oportunidades de adelantamiento y una zona extra de DRS este año, así que con suerte podremos luchar con los coches que están en nuestra situación».

«Las próximas dos carreras antes del parón de verano son en pistas muy diferentes», analizó Alonso sobre los grandes premio de Alemania y Hungría. «Necesitamos trabajar mucho y hacer todo lo posible para adaptar nuestra configuración para cada una de ellas y maximizar nuestras posibilidades. Sabemos que este fin de semana no será fácil para nosotros, pero lo haremos lo mejor posible».

Tras el parón veraniego que se producirá tras la cita en Hungaroring, Alonso deberá prepararse para otro maratón de carreras donde encadenará la cita del Mundial de Resistencia en Silverstone con los grandes premios de Fórmula 1 de Bélgica e Italia.