Kimi Raikkonen asiste al evento de presentación de su autobiografía en Helsinki
Kimi Raikkonen asiste al evento de presentación de su autobiografía en Helsinki - EFE

Fórmula 1Raikkonen: «Cuando hacía el servicio militar, llegaba borracho al cuartel si ganaba en las carreras»

En su autobiografía publicada recientemente, el piloto finlandés cuenta algunas de sus mayores confesiones

Actualizado:

El piloto finlandés de Fórmula 1 Kimi Raikkonen presentó hoy en Helsinki un libro autobiográfico, redactado por el escritor Kari Hotakainen, en el que desvela detalles curiosos de su vida personal y repasa su trayectoria hasta llegar a lo más alto del automovilismo.

El libro, titulado «Tuntematon Kimi Räikkönen» (El desconocido Kimi Raikkonen), es una biografía autorizada fruto de un año de trabajo en el que Hotakainen mantuvo largas conversaciones con el piloto, quien lo invitó a su casa en Suiza en varias ocasiones e incluso le dio acceso a los talleres de la escudería Ferrari.

La obra incluye también los testimonios de sus familiares, amigos, pilotos de Fórmula Uno, jefes de escudería y mecánicos, quienes aportan su visión personal sobre este peculiar personaje apodado «Iceman» (hombre de hielo), por su carácter imperturbable tanto dentro como fuera de las pistas.

El libro, en el que se recogen fotos inéditas de su álbum familiar, se centra en la trayectoria profesional de Raikkonen, desde sus inicios en los karts con apenas diez años hasta la fecha, con el campeonato mundial de Fórmula Uno de 2007 con la escudería Ferrari como punto álgido de su carrera.

Su familia, de clase trabajadora, se esforzó desde el principio para que Kimi pudiera dedicarse a su gran pasión, lo que, según revela el libro, obligó a su padre a compaginar en ocasiones hasta tres trabajos.

El indudable talento del joven Kimi le permitió destacar en las competiciones internacionales de karts hasta que fichó por un equipo holandés, momento en el que decidió abandonar sus estudios de mecánica en una escuela de formación profesional para dedicarse de pleno al pilotaje.

«Perdí totalmente los nervios con eso de ir a la escuela, así que metí la caja de herramientas en el maletero y me marché a Holanda», cuenta en el libro Räikkönen, quien confiesa que nunca le interesaron mucho los estudios.

Tras cumplir los 19 años, se vio obligado a compaginar las competiciones con el servicio militar obligatorio, donde sufrió numerosos castigos por su carácter rebelde y poco disciplinado.

Tenía por costumbre alargar por su cuenta los permisos que le concedían para competir y presentarse en el cuartel uno o dos días tarde, en ocasiones todavía borracho si había ganado la carrera del fin de semana.

Tras competir en varias categorías, con 20 años dio el salto a la Fórmula 1 y fichó por la escudería Sauber para la temporada 2001, logrando tan buenos resultados que un año después fue contratado por McLaren en sustitución de su compatriota y bicampeón mundial Mika Hakkinen.