Fórmula 1El peor Vettel de siempre entra en la zona roja

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Si no es su momento más bajo, se le acerca bastante. Sebastian Vettel terminó de la peor manera posible el GP de Italia, la carrera de casa de Ferrari. No solo acabó fuera de los puntos, sino que además su compañero, Charles Leclerc, conseguía una victoria brillante, la primera del 'Cavallino rampante' en Monza desde 2010, con Fernando Alonso al volante.

El triunfo de Leclerc, (en su primer año en Ferrari, que no se olvide) confirma el cambio de jearquía en Ferrari. El monegasco ya marcha por delante del alemán en la clasificación general. Vettel ha caído hasta el quinto puesto, superado también por Max Verstappen, y vaga sin pena ni gloria asumiendo otro año fracasado.

Vettel está en su quinta temporada en Ferrari, y nunca había estado tan lejos del título. Cierto es que ni en 2015 ni en 2016 consiguió hacer olvidar a Alonso, pese a que en su debut de rojo solo tardara dos carreras en ganar. Pero tanto en 2017 como en 2018 parecía que Vettel y Ferrari habían encontrado el camino. Diez victorias fueron insuficientes para batir a Mercedes, pero daba la impresión de que el sorpasso estaba cerca. Nada más lejos. Mercedes ha seguido dominando como siempre, y Ferrari se prepara para otro año en blanco en cuanto a títulos. Solo la revolución estelar de Leclerc invita a soñar en el futuro con optimismo. Pero la gran duda es si en ese porvenir estará Vettel.

Cada vez son más los rumores que colocan a Vettel fuera de Ferrari la próxima temporada. En Maranello crece el descontento con él al mismo ritmo que aumenta el entusiasmo por Leclerc. Alonso, Mick Schumacher o el propio Hamilton son algunos de los nombres que han sonado para sustituirle.

Para colmo, tras su último y desafortunado error en Monza (trompeó, y al regresar al asfalto arrolló al Racing Point de Stroll), Vettel fue sancionado con tres puntos en el carnet. Ya suma nueve puntos perdidos en el último año, por lo que una sanción similar en las tres carreras restantes le pueden llevar a tener un gran premio de suspensión en el futuro.

Vettel ha cumplido ya un año sin victorias en la F1 (desde Spa 2018), y parece que la presión por ganar le lleva a cometer cada vez más errores.