El fútbol vuelve a Sudáfrica
Aficionados sudafricanos en un partido en Soweto - afp
copa africa

El fútbol vuelve a Sudáfrica

El país que acogió el Mundial acoge de nuevo un torneo en el que Costa de Marfil ansía desquitarse tras perder la final del año pasado

afp
Actualizado:

La Copa de África de Naciones, que comienza este sábado en Sudáfrica y termina el 10 de febrero, parece más abierta que nunca, con Costa de Marfil como principal favorita dispuesta a borrar decepciones pasadas y suceder a Zambia en el palmarés del torneo.Apenas un año después de la edición disputada en Guinea Ecuatorial y Gabón, la CAN decidió cambiar de fechas y pasar a disputarse los años impares para no coincidir en el calendario con el Mundial y la Eurocopa. Inicialmente era Libia el país que había sido elegido para organizar la competición, pero la guerra civil que comenzó en febrero de 2011 y que supuso la caída del régimen de Muamar Gadafi provocó la reubicación en Sudáfrica. Con este cambio, la Confederación Africana (CAF) se aseguró beneficiarse de las infraestructuras de calidad heredadas del Mundial 2010, organizado con éxito por Sudáfrica.

La circunstancia de que en esta ocasión se dispute la CAN en años consecutivos (a diferencia de cada dos, como es habitual) ha jugado a favor de Costa de Marfil y su famosa y veterana generación de oro. Tendrá la oportunidad de redimirse de la edición de 2012, en la que cayeron en los penaltis de la final ante Zambia.

Dirigida por el novato técnico francés Sabri Lamouchi, el ídolo Didier Drogba y el resto de las estrellas, como los hermanos Yaya y Kolo Touré, Salomon Kalou y Gervinho buscarán ganar la competición por primera vez.

Con casi 35 años (los cumple el 11 de marzo), Drogba fue el héroe de la Copa de Europa que ganó el Chelsea la pasada temporada, pero ahora le falta poner fin a la maldición de Costa de Marfil en la CAN (ganó en 1992 y fue finalista en 2006 y 2012). Luego vendrá el reto que seguramente ponga fin a su carrera, el Mundial de Brasil 2014.

En ausencia de Camerún y Egipto, poseedor del récord de victorias en la competición (siete), el camino parece más despejado para Costa de Marfil, pero el sorteo le deparó una mala noticia, encuadrarla en el grupo D junto con tres selecciones de nivel; Togo, Argelia y Túnez.

Túnez, comandada por la joven promesa Youssef Msakni, tiene capacidad para hacer un buen papel, aunque su rendimiento en los partidos amistosos previos a la competición no ha sido del todo satisfactorio.

Argelia regresa a la CAN de manos de Vahid Halihodzic. La disciplina del técnico franco-bosnio, combinada con algunos talentos individuales como Sofiane Feghouli y Rya Boudebouz, puede ofrecer un gran resultado.

Finalmente Togo, con Emmanuel Adebayor otra vez al frente después de una larga negociación para su incorporación, buscará sorprender y superar la primera fase.

El delantero del Tottenham regresa a la selección, a la que no acudía desde que el autobús de Togo fue ametrallado en Cabinda, al norte de Angola, cuando se dirigía a disputar la CAN-2010. Dos jugadores perdieron la vida y Adebayor anunció su retirada.

Uno de los combinados a tener en cuenta, por el potencial de su plantilla, es Ghana. Con Ayew, Kevin-Prince Boateng o Sulley Muntari, las 'Estrellas Negras' se han convertido en los últimos años en un habitual de las posiciones de honor (semifinales en 2008 y 2012, final en 2010).

Tampoco hay que descartar un buen papel del anfitrión. Sudáfrica, con el recuerdo de su único título continental de 1996, sueña con repetir otra actuación estelar, pero los 'Bafana Bafana' carecen, sobre el papel, de los jugadores necesarios para luchar por el título. Por último está la selección de Mali y el efecto que pueda tener el conflicto que se vive en el país.

Todas estas incógnitas quedarán descubiertas en las próximas dos semanas. El 10 de febrero habrá un nuevo ganador de la CAN, que además recibirá la invitación para jugar la Copa Confederaciones en Brasil este año (15-30 de junio).

Composición de los grupos