Iniesta celebra el gol del Mundial 2010
Iniesta celebra el gol del Mundial 2010 - Reuters
Selección Española

Holanda, del cielo al infierno

La selección española se mide a un rival al que venció en la final del Mundial de 2010, pero que se vengó sin compasión en Brasil

Actualizado:

En el fútbol siempre hay una segunda oportunidad, y muchas más. Existe la venganza sin que se entienda como algo negativo y España puede resarcirse este martes en Ámsterdam. Juega contra Holanda a domicilio en un amistoso desbravado (20.45, Telecinco), pero el partido es de los buenos e implica recordar. Y de las citas recientes, un partido inolvidable y otro para olvidar.

En la memoria de todos está el 11 de julio de 2010. En Johannesburgo, España conquistaba el cielo al superar a Holanda en la final de ese Mundial, el único que consta en el palmarés de la selección. Marcó Iniesta en el minuto 116 y el país se volvió loco, hermandad absoluta para festejar algo histórico. Desde entonces, la estrella luce en el pecho y ahora falta sacarle un poco de brillo.

[Así narró ABC la final del Mundial de 2010]

Más que nada porque se ensució en Brasil, pésimo recuerdo de aquella bochornosa tarde en Salvador de Bahía. Era el primer partido del último Mundial para España y el descalabro fue tremendo. Y eso que se adelantó el conjunto de Del Bosque con un tanto de penalti que transformó Xabi Alonso.

Pudo marcar Silva el segundo antes del descanso, pero lo que llegó fue el empate en aquel golazo de cabeza de Van Persie. Fue un puñetazo irreparable y de la segunda parte es mejor no hablar. Se sucedieron los goles holandeses y más que pudieron ser. Un 5-1 sonrojante, la peor derrota de un vigente campeón en un Mundial.

[Así narró ABC la derrota de España en Brasil contra Holanda]

Desde entonces, España anda a la deriva, sin generar tanta ilusión. Quedó eliminada a las primeras de cambio porque luego perdió contra Chile y ahora busca su esencia en la fase de clasificación de la Eurocopa. Además, se le dan especialmente mal los amistosos y más ante rivales de entidad. Cabe destacar que suma ocho victorias por cinco derrotas en sus últimos encuentros. Y contra Holanda, el reparto de victorias es equitativo: cinco por barba y un empate.