Aguilar, con camisa blanca en el centro, camino de los juzgados
Aguilar, con camisa blanca en el centro, camino de los juzgados - EFE
Tribunales

Aguilar y su hermano rechazan declarar ante el juez por el fraude

Así funcionaba la trama que evadía millones de impuestos en el fútbol español

Actualizado:

El exfutbolista Mariano Aguilar y su hermano Miguel, así como el representante del fondo de inversión Doyen Sports, se han acogido a su derecho a no declarar ante el juez que los investiga por un fraude a Hacienda de unos cinco millones de euros, han informado a Efe fuentes jurídicas.

Hoy estaban citados los tres junto a Nelio Freire, directivo de ese fondo que se dedica a la compraventa de derechos de futbolistas, pero ha alegado que reside fuera de España, por lo que el juez lo ha vuelto a citar para el próximo martes.

Nelio Freire Lucas es uno de las cinco personas investigadas por un fraude a Hacienda de unos cinco millones de euros dentro del caso Dean, que se inició a raíz de una querella de la Fiscalía Anticorrupción y en el que figuran como imputados los exfutbolistas del Atlético de Madrid Juanma López y Mariano Aguilar (Atlético de Madrid B).

Mariano Aguilar y su hermano Miguel, ambos imputados, sí se han presentado ante el juez de instrucción, pero no han declarado. Tampoco lo ha hecho el representante del fondo Doyen Sports, que está siendo investigado como persona jurídica en esta causa de fraude fiscal y blanqueo.

Mañana pasarán a disposición del juez José de la Mata los otros dos imputados: Juanma López y su mujer, Rocío del Carmen Sánchez.

El magistrado investiga en esta causa a cinco personas y al propio fondo de inversión Doyen Sports, dedicado a la compraventa de derechos económicos y de imagen de jugadores y que participó en fichajes como los de Falcao y Guilavogui en el Atlético de Madrid y en operaciones de compra de derechos económicos de Babá, Kondogbia, Stepanovic, Barrada, Pabón, Martins y Botía.

En el caso de Freire, participaba en un 20% en Doyen a través de otra sociedad y figuraba a su vez como directivo del fondo en el registro mercantil de Malta, donde está domiciliado.

Él y los dos exfutbolistas poseían la rama española de Doyen a través de empresas interpuestas, pero no comunicaron a la Hacienda española los beneficios de sus operaciones de compraventa de derechos y otras de préstamos a clubes, cuando se realizaron en España y se tenían que haber declarado en este país.

En su auto de admisión de la querella presentada por la Fiscalía Anticorrupción por este caso, el magistrado afirma que Doyen tenía que haber pagado a Hacienda solo por el año 2013 un total de 4,5 millones de euros que no abonó.

Aguilar, por su parte, actuó en connivencia con su hermano Miguel para no tributar en España alegando que residía fuera y tratando de ocultar su actividad con empresas interpuestas. Defraudó, según los cálculos de la Fiscalía, un total de 832.159 euros entre 2013 y 2015.

El exjugador del Atlético de Madrid Juanma López tampoco presentó declaraciones tributarias alegando residir en Suiza, con lo que defraudó presuntamente 888.909 euros entre 2013 y 2015.

El magistrado explica que los dos exjugadores y Freire constituyeron en 2011 la empresa española Assets 4 Sports (sustituida luego por Vela Management), con la que negociaron en nombre de Doyen «los mayores fichajes del fútbol, embolsándose por ello importantes cantidades».

Ni Doyen ni los exfutbolistas, que actuaron como agentes, presentaron en España ninguna declaración tributaria. Solo a partir de 2015, afirma el juez, y con motivo de las filtraciones del conocido como «Football Leaks», Doyen comenzó a depositar sus cuentas en el registro mercantil español.

En la operación Dean desarrollada esta semana, la Guardia Civil requirió información a algunos clubes de fútbol y organismos, que no están siendo investigados, como el Getafe, el Atlético de Madrid, el Sevilla, el Valencia, el Granada, el Cádiz, el Sporting de Gijón, el Elche, la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) y la Liga de Fútbol Profesional (LFP).