Final de la Copa de 1919 entre el Arenas y el Barcelona, en la que el equipo vizcaíno salió campeón
Final de la Copa de 1919 entre el Arenas y el Barcelona, en la que el equipo vizcaíno salió campeón - ABC
Copa del Rey

El centenario del día que el Arenas Club ganó la Copa al Barcelona

Este sábado se cumple un siglo del éxito del club vizcaíno, uno de los dos equipos de Segunda B que lucen en sus vitrinas este trofeo

Actualizado:

Solo una quincena de clubes españoles guardan en sus vitrinas la Copa y el Arenas de Getxo, uno de los fundadores de la Liga, aparece en esa lista. Campeón en 1919, este sábado, 18 de mayo, se cumplen cien años de la final en la que el conjunto vizcaíno venció al Barcelona y levantó el único título desde su fundación (1909). «Para todos los areneros, haber ganado una Copa y haber jugado otras tres finales supone un gran orgullo. Solo hay 14 equipos en España que pueden lucir este trofeo», explica Franqui Egusquiaguirre, su presidente, que atiende amablemente a ABC con la mente puesta en el decisivo partido del domingo en el que su equipo se jugará la permanencia en Segunda división B.

Aquella final ante el Barcelona se disputó en el desaparecido Estadio del Paseo Martínez Campos (Madrid) ante 8.000 espectadores, aunque muchos aficionados se quedaron con las ganas de presenciarla. «La animación en el campo de Racing de Madrid era extraordinaria. Ya desde el día anterior casi todas las localidades estaban vendidas, siendo muchísima la gente que se quedó sin poder entrar», se puede leer en el inicio de la crónica del partido que recogió este periódico el día siguiente. Un duelo emocionante que se resolvió en la prórroga (5-2) y en el que Sesúmaga salió a hombros al firmar tres de los cinco goles de su equipo. El héroe de aquella tarde ficharía la siguiente temporada por los azulgrana, pero ese día dio al Arenas una Copa con mucha historia y no solo por ser la única que ha celebrado a lo largo de su centenaria trayectoria.

El trofeo original desapareció en 1937, en plena Guerra Civil, durante un incendio en la sede social del Arenas. Muchos años después, según recuerda su presidente, apareció una réplica en alpaca, pero una visita al Real Unión, el otro equipo de Segunda B que ha conquistado esta competición, puso en guardia a la directiva de los areneros porque la Copa de los guipuzcoanos, ganada en la misma época, no coincidía en nada con la suya. El Arenas pidió fotografías a la Federación Española para despejar las dudas y hacer una réplica más auténtica en caso de confirmarse sus sospechas. «Nos confirmaron que no tenían ningún parecido, pero nos dijeron que no nos preocupáramos porque ellos nos entregarían una», explican desde el club. El pasado mes de enero, el presidente Rubiales visitó el coqueto estadio de Gobela e hizo entrega del trofeo «auténtico» a Egusquiaguirre. «Fue un momento muy bonito y emotivo. Es de agradecer al presidente Rubiales su presencia en este acto tan importante para nosotros en este año de festejos conmemorativos de los cien años de la consecución de nuestra Copa», recuerda el dirigente a este periódico.

En aquella final en el campo el Racing de Madrid, el Arenas formó con Jáuregui, Vallana, Careaga, Uriarte, Arzuza, Peña (José María), Ibaibarriaga, Pagaza, Sesumaga, Barturen y Peña (Félix). «Una arrancada dan los areneros y Sesumaga, a todo tren, lanza el chut más bonito que se ha visto hace tiempo y que vale a su equipo el primer tanto. Una ovación estruendosa premia tan colosal jugada», señala la crónica de ABC al reflejar el primer gol del héroe del partido ante el poderoso Barcelona, que se presentó a la cita con tres títulos ya en sus vitrinas. Peña e Ibaibarriaga, ambos en la prórroga, fueron los otros goleadores del Arenas, que ahora milita en Segunda B y que no pierde la ilusión y la esperanza de volver a revivir una tarde como aquella.

Para un club que en su día despuntó en la máxima categoría y que ahora pelea en la división de bronce, soñar con disputar una final de Copa es casi un imposible, pero el cambio de formato aprobado ya por la RFEF abre una remota posibilidad a que en el palmarés de la competición pueda aparecer en el futuro un modesto del fútbol español. «Me parece muy positivo que se amplíe la Copa a más categorías y que las eliminatorias sean a un partido. Creo que va a ser positivo para el fútbol en general», afirma el presidente Egusquiaguirre, al que le espera un fin de semana de emociones. El sábado, la celebración del centenario de la Copa y el día siguiente el partido ante el Mirandés en el que su equipo se jugará el futuro en Segunda B, el contraste entre un pasado lustroso y un presente de sufrimiento. Aquella tarde gloriosa en la Copa, sin embargo, ya es para la eternidad.

Luis Rubiales entregó la réplica de la Copa a Franqui Egusquiaguirre, presidente
Luis Rubiales entregó la réplica de la Copa a Franqui Egusquiaguirre, presidente - ARENAS CLUB