El calor ha sido la última excusa para el nuevo capítulo de la guerra entre Tebas y Rubiales

A las 12 del mediodía se disputaba el Levante-Sevilla. El estadio era una sauna y 14 personas han...

Actualizado:

A las 12 del mediodía se disputaba el Levante-Sevilla. El estadio era una sauna y 14 personas han sido atendidas por lipotimias. Con la imagen de una de ellas Rubiales ha calificado estos horarios como "una vergüenza" y ha amenazado con recuperar la competencia para establecer los horarios. Tebas ha contestado. Le ha acusado de demagogo, ha recordado las condiciones en las que se ha celebrado el Gran Premio de Aragón y que la Federación no puede determinar los horarios. La disputa se ha trasladado a la radio. No están de acuerdo en nada. El calor también ha sido protagonista en Villarreal.  Álvaro, jugador del Villarreal, ha sido atendido en el descanso.  La Liga y la Federación siguen a la gresca. A la polémica del partido de Miami le sigue ahora la de los horarios y el calor.