Fútbol

Íker Casillas, el eterno capitán del Real Madrid

El guardameta se forjó en la cantera del Real Madrid y alcanzó todos los éxitos anhelados con el club blanco y con la selección

Íker Casillas, ingresado tras sufrir un infarto en el entrenamiento del Oporto

El emotivo mensaje del Real Madrid a Íker Casillas

El mundo del deporte se vuelca con Íker Casillas

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El 20 de mayo de 1981 nació en Móstoles un luchador por los sueños, sueños que pudo hacer realidad. Lo ganó todo con España y con el Real Madrid. Ha obtenido todos los títulos que un jugador pueda soñar. Íker Casillas fue internacional absoluto con España desde el año 2000 hasta 2016 y capitán desde 2006 hasta el final. Como capitán levantó antes que nadie el único Mundial que España ostenta. Celebró también como jefe de vestuario las dos Eurocopas de 2008 y 2012. Desarrolló la mayor parte de su carrera deportiva en el Real Madrid, primero en sus categorías inferiores y desde 1999 hasta 2015 en el primer equipo, ostentando la capitanía entre 2010 y 2015. En la casa blanca lo ha conseguido todo: Champions, Copa Inercontinental (el Mundial de Clubes ahora), Supercopas de Europa, Ligas y Copas. Es el segundo jugador con más partidos de la historia del club, con un total de 725, por detrás de Raúl González con 741.

En 1999 debutó en San Mamés y empezó una era de triunfos que nunca pudo creer hacer realidad. Fue internacional absoluto con España desde 2000 hasta 2016, y capitán durante diez años entre 2006 y 2016. Es el internacional español con más partidos de la historia y el séptimo a nivel mundial con 167. Capitaneó a su selección nacional, a proclamarse bicampeona de Europa (2008, 2012) y campeona del mundo (2010), logrando así el primer «triplete» de selecciones nacionales. Fue considerado durante un lustro, el mejor portero del mundo por la FIFA y la UEFA, a través de sus galardones XI Mundial FIFA/FIFPro y Equipo del año UEFA. La IFFHS también lo eligió durante cinco años consecutivos mejor guardameta del mundo, de 2008 a 2012.8. Fue incluido ininterrumpidamente entre 2007 y 2012, en la lista final de candidatos al Balón de Oro.

Sse formó íntegramente a nivel futbolístico, en las categorías inferiores de Real Madrid, en cuyo equipo prebenjamín comenzó a jugar en la temporada 1990-91. Fue convocado por primera vez con el primer equipo, con apenas 16 años y perteneciendo al Juvenil A, para el partido de Liga de Campeones del 27 de noviembre de 1997, quinto partido en el camino hacia «La Séptima», frente al Rosenborg en Noruega. El Real Madrid se puso en contacto con el director del instituto de Iker, para comunicarle su convocatoria, que vino motivada por las bajas de Illgner y Contreras, siendo el portero titular en aquel partido Santiago Cañizares. La siguiente temporada 1998-99, formó parte de la plantilla del Real Madrid C, segundo filial del club blanco y equipo de Tercera División y fue convocado por la selección sub-20 con solo 17 años, para disputar en abril el Mundial Juvenil de 1999, en el que Iker fue uno de los baluartes para la consecución del título.​

Su debut en Primera División y como titular con el primer equipo, se produjo en la Catedral, San Mamés, el 12 de septiembre de 1999, con resultado de Athletic 2–2 Real Madrid. En esa primera temporada 1999-00, se convirtió además en el portero más joven en jugar y ganar, una Final de Liga de Campeones, al lograr «la Octava» para el club. A finales de ese año 2000, recibió el Trofeo Bravo al mejor futbolista joven de Europa.

«Yo soy galáctico de Móstoles»

Con la llegada de Florentino Pérez a la presidencia, tras proclamarse vencedor de las elecciones del año 2000, se instaura en el club una política deportiva denominada como de Zidanes y Pavones, basada en tener a los mejores jugadores del mundo, conjugado con una fuerte promoción de los jugadores de cantera. En 2002, tras la incorporación de Ronaldo Nazario, la prensa acuña el término de «Galácticos», para referirse a ese equipo plagado de estrellas. Un téermino que casillas odió: «Yo soy un galáctico de Móstoles». Todos los profesionales blancos rechazaron ese apelativo.

En esa primera temporada 200001, con Florentino Pérez al frente del club, ganó el primero de sus hasta ahora cinco campeonatos ligueros, llegando a su vez, a semifinales de Liga de Campeones. La siguiente temporada 2001-02, Iker perdió la titularidad, en detrimento del cancerbero César Sánchez, por decisión del entrenador Vicente del Bosque. Sin embargo, esta temporada se produce un punto de inflexión en la carrera deportiva de Iker Casillas, acontecido en la Final de Liga de Campeones disputada en Glasgow ante el Bayer Leverkusen alemán.

En esa final el portero titular era César, quien sufrió una lesión y hubo de ser sustituido por Iker, que a la postre resultó ser junto a Zidane y su famoso gol de volea, el gran héroe de «la Novena», con tres portentosas intervenciones en los minutos finales, alzándose así con su segunda Liga de Campeones en tres años.

A partir de aquella final, se hace titular indiscutible en el equipo y en la selección española, con la que disputa ese verano, la Copa del Mundo 2002, en la que también tiene una destacada actuación. La temporada 2002/03, es una de las temporadas más completas de Iker, siendo nombrado por segundo año consecutivo, segundo mejor portero del mundo por la IFFHS. A nivel de títulos, logró la Supercopa de Europa y la Copa Intercontinental, además de su segundo Campeonato Nacional de Liga. En Liga de Campeones, el equipo alcanzó por cuarto año consecutivo, las semifinales de la competición, siendo eliminados por la Juventus de Turín.

En la temporada 2003-04 y con Carlos Queiroz en susutirución de del Bosque, el equipo comienza la temporada proclamándose campeón de la Supercopa de España y completando hasta marzo de 2004, una impecable campaña, exhibiendo un gran nivel de juego, que les colocó líderes en Liga, clasificados para los cuartos de Liga de Campeones tras eliminar en octavos al FC Bayern y finalistas de la Copa del Rey. Es a raíz de esa final de Copa, disputada en el Estadio Olímpico de Montjuïc de Barcelona ante el Real Zaragoza, que el Real pierde en la prórroga 2–3 y tras la eliminatoria de cuartos de final de Liga de Campeones ante el AS Mónaco, en la que el Madrid cae eliminado en la vuelta disputada en Montercarlo por 3–1, no pudiendo mantener la ventaja del resultado de ida de 4–2, cuando el equipo inicia un declive que se alarga hasta final de temporada. El Madrid de Queiroz era líder en la jornada 26 con 59 puntos, mientras el Valencia de Rafa Benítez era segundo con 51. En las últimas 12 jornadas, los blancos sólo sumaron 11 de 36 puntos, finalizando cuartos a 7 puntos del líder, una Liga que conquistó el Valencia CF con 77.

Las dos siguientes temporadas, el equipo no logra ningún título, lo que desencadena en marzo de 2006, la dimisión del presidente Florentino Pérez, convocándose elecciones a la presidencia del club en el verano de 2006, en las que resulta elegido Ramón Calderón. La temporada 2006-07, el nuevo presidente madridista Ramón Calderón, contrata como técnico a Fabio Capello, que volvía al club blanco diez años después. Como en aquella temporada 1996-97, su equipo alcanzó el título de Liga, completando una gran remontada. El Real Madrid llegaba al Clásico del Camp Nou de la jornada 28, con cinco puntos de desventaja frente al Barça y justo después de la eliminación en octavos de final de Liga de Campeones ante el Bayern. El equipo completó un gran partido, que finalizó 3–3, del que el Madrid salió muy reforzado. En las últimas diez jornadas restantes, el equipo sumo 25 de los 30 puntos en juego, incluidas dos épicas remontadas en el último minuto ante Español y Recreativo, que le valieron para lograr el trigésimo título liguero de la historia del club y el tercero para Iker Casillas.

En la temporada 2007-08 y con Bernd Schuster como entrenador, el Madrid revalidó el título de Liga, sacando 18 puntos de ventaja al Barcelona, a quien recibió ya como campeón en el Bernabéu imponiéndose 4–1 y produciéndose el tradicional 'pasillo' de los jugadores azulgranas en honor al campeón. A nivel individual, Iker Casillas logró su primer Trofeo Zamora, por delante del portero azulgrana, Víctor Valdés. A su vez, Casillas firmó una ampliación de contrato hasta 2017 y una cláusula de rescisión de 113 millones.​

La temporada 2008-09, se saldó sin títulos para el equipo, concluyendo subcampeones en Liga y eliminados en dieciseisavos de Copa del Rey y ante el Liverpool FC en octavos de final de Liga de Campeones. A nivel institucional, Ramón Calderón dimitió como presidente del club en enero de 2009, tras destaparse el fraude que se había producido en la última Asamblea, en la que socios no compromisarios habían ejercido como tales. Se convocan elecciones para el verano de 2009, en las que solo el expresidente Florentino Pérez, presentó el aval necesario de 57,3 millones de euros en el registro de la Junta Electoral, siendo investido como nuevo presidente el 1 de junio.

Tras el regreso tres años después de Florentino Pérez a la presidencia del club, se hace para esa temporada 2009-10, una multimillonaria inversión de 264 millones de euros, al fichar hasta ocho jugadores, entre los que destacan Cristiano Ronaldo (96 millones), Kaká (60), Benzema (35) o Xabi Alonso (30). El equipo disputa el Campeonato de Liga hasta las últimas jornadas, concluyendo subcampeón con 96 puntos, a tan solo 3 del Barcelona. Sin embargo en Copa del Rey, el equipo es eliminado de nuevo en dieciseisavos ante el Alcorcón y en Liga de Campeones cae por sexto año consecutivo en octavos de final, ante el Olympique de Lyon, lo que provoca la no continuidad a final de temporada del técnico Manuel Pellegrini.

A principios de esta temporada, el 4 de octubre, en partido de Liga frente al Sevilla disputado en el Sánchez-Pizjuán, Casillas realizó una de las intervenciones más brillantes de su carrera, al atajar un disparo a bocajarro de Diego Perotti, tras una portentosa estirada de lado a lado de la portería. Tras el partido, recibió unánimes elogios, como el del excancerbero inglés Gordon Banks, que declaró: «Los reflejos de Casillas son increíbles. Si sigue jugando bien esto se convertirá en uno de los mejores porteros de la historia del fútbol«.

Llega Mourino

La temporada 2010-11, Iker se convirtió en el capitán del Real Madrid, tras las marchas de Raúl y Guti al concluir la anterior temporada. En el banquillo se estrenaba Jose Mourinho, que venía de lograr el «triplete» con el Inter, al ganar el Scudetto, la Coppa y la Liga de Campeones, tras imponerse al Bayern en la final de Madrid disputada en el Bernabéu y haber eliminado en semifinales al Barcelona, por entonces vigente campeón de la competición.38​ Esa temporada se logró en la final de Copa de Mestalla ante el FC Barcelona, el título de Copa que el club no lograba desde hacía 18 años.

En la temporada 2011-12, el Real Madrid logró la denominada Liga de los récords, ya que se alzó con el Campeonato Nacional de Liga, que no lograba desde 2008, alcanzando el récord histórico de puntos (100) y de goles (121). En Copa de Europa se alcanzaron por segundo año consecutivo las semifinales, siendo eliminados en la tanda de penaltis ante el FC Bayern, en la que Iker detuvo dos lanzamientos a Kroos y a Lahm. La tercera y última temporada de Mourinho al frente del primer equipo, temporada 2012-13, se saldó con la Supercopa de España lograda ante el Barcelona. En esa temporada, Iker perdió la titularidad. El primer encuentro liguero que no disputó como titular, fue el partido ante el Málaga en La Rosaleda del 22 de diciembre, en el que Antonio Adán fue titular y que finalizó con derrota del equipo blanco, situándose a 16 puntos del Barça. Esta suplencia,pretendía ser un toque de atención del técnico portugués por su irregular inicio de temporada, aunque otras versiones lo achacan a la mala relación entre el capitán y el entrenador, a raíz de una conversación desvelada unos meses antes, entre Iker y Xavi Hernández, surgida tras los incidentes acontecidos en los minutos finales de la vuelta de la Supercopa de España 2011.

Tras el parón navideño, Mourinho devuelve a la titularidad a Casillas, que disputa los tres partidos de Liga, hasta que el 23 de enero de 2013, en el transcurso del partido de vuelta de los cuartos de final de Copa del Rey ante al Valencia, se produjo en una acción fortuita con su compañero Álvaro Arbeloa, una fractura en su mano izquierda. Este percance supuso que causara baja durante casi dos meses, e impulsó al club a fichar a un portero contrastado como Diego López para suplirlo. Cuando a Iker se le dio el alta médica a principios de abril, no logró recuperar el puesto de titular en ninguna de las tres competiciones, debido entre otras razones, al gran nivel mostrado por su sustituto. Mourinho justificó esta decisión al principio con que tenía el alta médica pero no la competitiva, para más tarde reconocer abiertamente, que le gustaba más el perfil de portero de Diego que el de Iker. Esta decisión de Mourinho, provocó un gran debate en la prensa y en amplios sectores de madridismo, creándose un clima de crispación, que se alargaría en sucesivas temporadas. En el aspecto deportivo, el equipo alcanza por tercer año consecutivo las semifinales de Liga de Campeones, siendo eliminado contra pronóstico ante el Borussia Dortmund, a pesar de quedarse a un gol del pase a la final de Wembley. Pero es la irregular marcha del equipo en el Campeonato de Liga, la que provoca fricciones entre el técnico portugués y jugadores destacados del vestuario, que unido a ese entorno dividido por el debate de la portería, precipita la no continuidad a final de temporada del entrenador, confirmada por el presidente el 20 de mayo, tres días después de la derrota en la final de Copa ante el Atlético.

En la temporada 2013-14, en la que se estrenaba como entrenador Carlo Ancelotti, disputó únicamente los partidos de Copa del Rey y Liga de Campeones, logrando ambos títulos. Destacaron sus actuaciones en la final de Copa ante el Barcelona y en Copa de Europa, en la semifinal ante el Bayern, en la que el equipo superó a los bávaros por un global de 5–0. En la final de Lisboa, disputada ante el Atlético el 24 de mayo de 2014, Casillas gana su tercera Liga de Campeones, levantando la ansiada «Décima» como capitán.

La temporada 2014-15 es su última en el Real Madrid. Diego López es traspasado al Milan y Casillas es titular toda la temporada, ganando el Mundial de Clubes. El 11 de julio del 2015 se hizo oficial su traspaso al Oporto portugués. Allí pensaba continuar jugando hasta 2020. Este infarto corta cualquier pensamiento de futuro. Deberá recuperarse bien y pensarlo. El 20 de mayo cumple 38 años. Una carrera soñada puede vivir su punto y final. Siempre será inolvidable. Un ídolo.