Cristiano Ronaldo celebra un gol durante el encuentro frente a Suiza
Cristiano Ronaldo celebra un gol durante el encuentro frente a Suiza - EP

Cristiano vale por tres

Portugal pasa a la final de la Liga de las Naciones con tres goles del espectacular delantero

Actualizado:

Cristiano Ronaldo se tomó muy en serio su regreso con la selección de Portugal y acaparó el protagonismo frente a Suiza en la primera semifinal de la Liga de las Naciones, disputada en Oporto. Hacía un año que no se enfundaba la camiseta del combinado dirigido por Fernando Santos y su espectacular gol de falta dejó bien claro que continúa siendo el de siempre, incluso a sus 34 años. El triplete con su firma le da alas (a él y a sus compañeros) de cara a la final del domingo 9 de junio en el mismo Estadio do Dragao.

Cierto que los suizos empataron de penalti en la segunda mitad y que no se arredraron en ningún momento. De hecho, exhibieron sobradas razones para demostrar por qué dejaron en la cuneta a Bélgica e Islandia en la fase clasificatoria de esta nueva competición. Pero terminaron sucumbiendo al poderío del icono de la Juventus.

Todo pudo cambiar en un minuto, ya que se pasó de un penalti anulado por el VAR a favor de Portugal a la pena máxima decretada en el área contraria, transformada por Ricardo Rodríguez.

Finalmente, una asistencia de Bernardo Silva al propio Ronaldo muy cerca de la conclusión y una genialidad al borde del tiempo reglamentario terminaron por de definir el choque.

Desde el principio, la gran expectación se la llevó la nueva pareja de atacantes urdida por el seleccionador luso: la experiencia de Ronaldo junto al descaro del jovencísimo Joao Félix, flamante perla del Benfica por la que Pep Guardiola está dispuesto a pagar 120 millones de euros con tal de llevárselo al Manchester City.

¿Será el explosivo y pujante delantero el sucesor de Cristiano? Solo el tiempo lo dirá, pero de momento ya ha arrinconado a Gonçalo Guedes, a quien dio el relevo a 20 minutos del final, y a un André Silva que ya ni cuenta.

Llegaba Ronaldo con ganas al partido, ya que no había participado en ninguno de los encuentros de la fase de grupos porque se encontraba afectado por la dimensión que estaba tomando la demanda por presunta violación interpuesta por la norteamericana Kathryn Mayorga.

Eso sí, el caso ha dado un vuelco y a CR7 se le notó más suelto y liberado. Sí, porque la acusación fue retirada en un tribunal de Las Vegas. No ha trascendido si se debió a un acuerdo extrajudicial y a una fuerte suma de dinero sobre la mesa (probablemente, alrededor de un millón de euros), pero finalmente se le ha podido quitar esa preocupación de la cabeza al cinco veces ganador del Balón de Oro.