Cristiano Ronaldo el pasado 22 de enero
Cristiano Ronaldo el pasado 22 de enero - AFP

Cristiano Ronaldo no será imputado por una acusación de violación en Las Vegas

Una joven a la que pagó 375.000 dólares por su silencio decidió recuperar el caso el año pasado

EP
Actualizado:

Cristiano Ronaldo no tendrá que enfrentarse a una acusación criminal por una supuesta violación a una joven ocurrida en un hotel de Las Vegas en 2009, poco antes de dejar el Manchester United para convertirse en jugador del Real Madrid. Lo anunció este lunes la fiscalía del condado de Clark (Nevada) a cargo de la investigación del suceso.

El caso salió a la luz en 2017, cuando la revista alemana ‘Der Spiegel’ informó sobre la acusación de violación y sobre la existencia de un acuerdo de confidencialidad de 375.000 dólares entre Ronald y la acusada. El año pasado, el mismo medio volvía a la carga con una entrevista con la supuesta víctima y con documentos filtrados por la plataforma Football Leaks, que incluían una copia del acuerdo de confidencialidad, un examen médico a la supuesta víctima y correspondencia entre los abogados de Ronaldo, que en el momento del suceso tenía 24 años.

La acusación la hizo Kathryn Mayorga, una ex modelo que aseguró que Ronaldo la violó en el hotel en Las Vegas de la estrella del fútbol en junio de 2009. Poco después del episodio, Mayorga recibió un examen médico para constatan pruebas de ADN y acudió a la policía para denunciar la violación, pero optó por no dar el nombre del supuesto violador ni el lugar donde ocurrió. Por esa razón, el caso quedó cerrado.

No fue realmente así. Cuando el asunto salió a la luz, se supo que Mayorga y sus abogados habían alcanzado ese acuerdo de confidencialidad. Los abogados de Ronaldo siempre mantuvieron que hubo consentimiento en su encuentro sexual. En su día, el delantero luso aseguró en su cuenta de Instagram que las acusaciones eran «fake news».

El año pasado, sin embargo, Mayorga decidió romper ese acuerdo. Sus abogados aseguraban que Mayorga lo aceptó bajo presión y que no tenía validez por la situación psicológica en la que lo firmó la supuesta víctima. Además de exigir la anulación del acuerdo y una compensación económica, pidieron a las autoridades estadounidenses que reabrieran el caso. La fiscalía estadounidense así lo hizo y llegó a pedir pruebas de ADN de Ronald a las autoridades italianas.

La presión sobre el astro luso, entonces recién fichado por la Juventus de Turín, ha sido tal que su equipo cambió de planes para esta temporada y decidió no jugar amistosos en EE.UU. ante la posibilidad de que Ronaldo fuera detenido.

La noticia de la no imputación ha sorprendido a Ronaldo en Asia: este domingo su equipo empató (2-2) en un partido de pretemporada contra el Tottenham disputado en Singapur.

«Después de revisar la información presentada, las acusaciones de violación contra Cristiano Ronaldo no pueden ser probadas más allá de la duda razonable», dijo este lunes en un comunicado la fiscalía del condado de Clark, donde se asienta Las Vegas.

La demanda por la que Mayorga exige una compensación económica a Ronaldo -200.000 dólares, además de los 375.000 que ya recibió por su silencio- todavía está pendiente de solucionarse y acusa a Ronaldo de conspiración, difamación, ruptura de contrato, coerción y fraude.