Dani Ceballos, durante el partido ante Italia
Dani Ceballos, durante el partido ante Italia - EFE

Europeo sub 21España, a un solo paso de otra final europea

La selección busca reeditar el triunfo ante Francia en unas semifinales como ya hizo en 2015 en el europeo sub 19

España - Francia: horario y donde ver el partido de semifinales del Europeo sub 21

Actualizado:

Hace cuatro años un grupo de dieciocho futbolistas cumplió su sueño. Era 2015 cuando la selección se proclamó campeona del europeo sub 19 de Grecia tras imponerse a Rusia en la final. Muchos descubrieron en aquel torneo a unos futbolistas por los que hoy, y ya entonces, se peleaba media Europa. Nueve de los integrantes de aquella plantilla están presentes también en la cita que se está jugando estos días en Italia: Unai, Sivera, Vallejo, Meré, Aarón, Merino, Ceballos, Pedraza y Mayoral. Ellos, junto al resto de sus compañeros, tratarán de repetir el logro de entonces, pero primero tendrán que ganar a Francia, último escollo, como lo fue en Grecia, antes de la final (21.00 h, Cuatro).

El camino hasta aquí no ha sido fácil. A diferencia de en 2015, los primeros pasos de la selección en Italia no fueron buenos. España no se reencontró consigo misma hasta medirse a Polonia en el último partido de la fase de grupos. Justo cuando más se necesitaba recuperar la mejor versión. Ahora, una vez se ha conseguido el billete para los Juegos de Tokio 2020, se sueña con más. Las heridas se han curado y la brecha que se abrió con la derrota ante Italia y la victoria «in extremis» ante Bélgica se cerró con una manita y buen fútbol. Recuperada la confianza, España está a solo dos partidos de conquistar el que sería su quinto torneo de este tipo.

La fórmula no ha variado en estos años: el talento, fuera de toda duda en estos futbolistas, está al servicio del equipo. «Tengo la sensación de estar viviendo un momento histórico, dirigiendo a unos futbolistas que van a hacer historia en el fútbol español y mundial», dijo De la Fuente tras la última exhibición.

Y es que aunque resulte osado, en este grupo se aprecian pinceladas de aquella absoluta que tanto ganó. El protagonismo pasa por en el centro, llegándose incluso a sacrificar un punta para poblar esa zona, como ocurrió ante Polonia. El dominio de la pelota y el gol, más desde segunda línea que con un delantero puro, son ya marca de la casa. En este esquema, Ceballos, Fabián y compañía brillan y se gustan. Ante Francia se volverá a pelear por una final. En el recuerdo están las semis de 2015, cuando ya ganaron 0-2 al país vecino.