Europeo sub 21Fabián, la trituradora de fútbol

El sevillano, con sus pases, y Junior, con sus incursiones, destrozaron a Francia

Tomás González-Martín
Actualizado:

Fabián y Junior rompieron a Francia por el flanco izquierdo. Un centrocampista con llegada y un lateral ofensivo con pegada. Fueron los mejores jugadores de España en la victoria frente a Francia. El interior sevillano dibujó el tercer gol de nuestra selección con un pase medido a Dani Olmo. El defensa dominicano, criado en Málaga y formado en el Betis, fue un estilete por su banda con sus incursiones de extremo puro.

Líder del centro del campo del Nápoles y de la selección sub 21, el hijo predilecto de Los Palacios y Villafranca se movió entre líneas y destrozó a Francia al contragolpe. Durante el primer tiempo dio tres pases perfectos y pareció escondido, agazapado, con las garras en remojo. No lo estaba. En el segundo, a la contra, Ceballos enlazó con su paisano, que puso el toque de calidad en un sistema de robo y respuesta que dio jaque mate al rival.

Junior alimentó ese jaque a los franceses a lo largo de los noventa minutos. El hispanodominicano soñaba con jugar en el Real Madrid la próxima temporada. Sabía que le veían en el Villamarín. Los ojeadores blancos le vigilaron a lo largo del curso. Se llevó una pequeña decepción cuando Zidane eligió a Mendy como lateral izquierdo. Ahora, el español de Santo Domingo se cotiza en el Europeo sub 21 como uno de lo futbolistas más destacados del torneo.

El flanco izquierdo fue suyo

El bético sigue en el mercado, observado por muchos informadores de clubes. Sus incursiones por el flanco izquierdo levantaron al público de los asientos en el coqueto estadio de Reggio Emilia, esta bonita ciudad de 170.000 habitantes que tiene el honor histórico de haber inventado en 1797 la bandera tricolor que hoy ostenta Italia, cuando nació la República Cispadana. Allí, el dominicano que se vino a España al cumplir los seis años brilló como un defensa convertido en delantero.

«Cuando vine a España de niño no tenía ni idea de lo que era el fútbol» reconocía Júnior con sinceridad ejemplar. El Betis lo cazó para su cantera hace cinco temporadas. Debutó en el primer equipo en 2018. Hoy es titular indiscutible del cuadro verdiblanco y de la selección sub 21. Su club le renovó hasta 2023 y su precio ronda los treinta millones de euros.

Cincuenta vale Fabián. Su caché, como el de Junior, como el de Ceballos, como el de Marc Roca, que tiene 40 millones de cláusula en el Espanyol, sube partido a partido. Pablo Fornals ya ha sido fichado por el West Ham. Borja Mayoral, que anotó el cuarto, es pretendido por la Real Sociedad desde hace meses.

El dilema para quien quiera fichar a Fabián es que Aurelio de Laurentis, «il capo» del Nápoles, no quiere vender. El sevillano revolucionó el encuentro en la segunda parte con su fútbol, apoyado en Junior a su lado y con Olmo por el centro. Detrás, Dani Ceballos, que se ha ganado su futuro ligado al Real Madrid, surtía de balones a todos. El utrerano ha puesto a muchos a pensar en profundidad.

Junior Firpo tiene muchas ofertas importantes y espera elegir una. Sus penetraciones de exterior nato dejaron a Francia sin resuello. Dos pases de la muerte no encontraron matador. A la tercera disparó a portería y el balón rozó el poste. Después, Olmo y Mayoral pusieron esa diferencia de clase en el marcador, ayudados por la creatividad de dos hombres que descubrieron que la zona izquierda era el talón de Aquiles de los franceses. No lo descubrieron, lo inventaron ellos. Ahora les falta dar la estocada el domingo, en la final, frente a los alemanes.