Una «spidercam», una de las tecnologías con las que cuenta la Liga
Una «spidercam», una de las tecnologías con las que cuenta la Liga - AFP
Fútbol

«El fútbol, al contrario que las series, no tiene 'spoilers'»

La Liga sigue buscando fórmulas para adaptarse a la nueva realidad de consumo audiovisual, y de momento lo hace con éxito

MadridActualizado:

La emisión del último episodio de Juego de Tronos hace unas semanas batió un nuevo récord en la plataforma HBO, donde entre 'streaming' y repeticiones se alcanzaron los 19,3 millones de telespectadores. El final de la serie ha sido sin duda uno de los acontecimientos televisivos de lo que va de siglo. Estas cifras, sin embargo, no se acercan ni de lejos a la audiencia que la Liga estima que tiene un clásico entre Real Madrid y Barcelona: más de 300 millones de personas.

En el contexto del 'Football Innovation Forum (FIF)' organizado en Madrid la semana pasada por el 'World Football Summit (WFS)', Ignacio Arrola, director de Marketing, Comercial y New Media de Mediapro, da algunas claves de esta situación: «Se consume más contenido que nunca. En el caso de los deportes es especial, porque es de los pocos o el único que sigue funcionando dentro del entretenimiento. ¿Por qué? Porque es en directo. Y particularmente el fútbol es muy pasional y no te permite parar un partido y seguir viéndolo después porque te llegan mensajes al móvil».

Es innegable la nueva tendencia en el consumo audiovisual. El fútbol no es ajeno a ella, y aunque se mantiene fiel a su esencia, lucha por mantener su posición hegemónica: «El contenido es el rey, y el súper rey es el fútbol», afirma Arrola. En su opinión, el fútbol tiene una ventaja con respecto a las series, las cuales viven su época dorada: «El fútbol es, ante todo, entretenimiento. Al contrario que las series, no tiene 'spoilers'. No sabemos cómo va a acabar un partido. ¿Quién se esperaba que la final de la Champions hubiese sido un Liverpool-Tottenham? Los contenidos emocionan, y en ese sentido, el fútbol es fantástico».

El fútbol, además, ha superado a los noventa minutos de partido. Ahora hay un antes y un después: «Hay contenido continuamente: los diarios más vendidos son deportivos y hay programas e incluso canales dedicados íntegramente al fútbol. Si el contenido se limitase al partido del fin de semana sí estarías compitiendo con Netflix o HBO, pero lo que se hace es crear una expectación durante toda la semana. A lo mejor alguien no ve el partido pero sí ve el resumen en YouTube o lee las noticias de todo lo que ha pasado. No consumir los noventa minutos no es tan importante», cuenta Arrola.

Continua innovación

En este sentido, la Liga trabaja en proporcionar a los aficionados todo ese contenido que pudiera llegar a demandar. Minerva Santana, responsable de innovación de la Liga, cuenta a ABC los proyectos de la competición en este sentido: «Rastreamos el comportamiento digital de los aficionados y así tratamos de mejorar su experiencia. Creamos un perfil personalizado de cada uno de ellos y así se adivinan sus preferencias. Se busca personalizar el contenido y, globalmente, conocer a los seguidores de la Liga».

La Liga, tradicionalmente por detrás de la Premier, ha superado a la competición inglesa en número de seguidores en las redes sociales. «La innovación busca conectar el mundo físico con el digital. Hay que conocer lo que la gente está buscando y fidelizar. El objetivo de tener tantos canales y contenidos tan diferentes es estar cerca del fan. Tenemos presencia en once redes sociales diferentes en unos veinte idiomas distintos. La Liga tiene que estar donde está el fan».

La consecuencia de este trabajo es la situación actual de la Liga: «Si sumas los seguidores de la Liga, los clubes que forman parte de la competición y los futbolistas más mediáticos, la Liga triplica los seguidores en redes sociales de la NBA». Por ello, la salida de Cristiano Ronaldo el pasado verano supuso una pérdida menos lesiva de lo que habría supuesto hace cinco años. «Se ha invertido en la marca y se ha creado una base lo suficiente competitiva. La Liga está entre las top cinco marcas más relevantes de España. Todo esto ha mitigado el impacto de que se marchen grandes estrellas como Cristiano», asegura Minerva.

El poder de la Liga

El sorpasso de la Liga a la Premier en las redes sociales contrasta con la diferencia en los ingresos televisivos entre una competición y otra. Ignacio Arrola tiene la respuesta: «Ingresa más la Premier por dos razones: su mercado local, ya que Inglaterra es más grande que España, la renta per cápita es mucho mayor y hay más suscriptores a los canales de pago; y el mercado internacional, donde Inglaterra, por razones culturales, está más asentada en Asia. Allí la población es mayor y se paga más que en Sudamérica, donde España tiene más tirón».

Aun así, tanto Arrola como Santana sacan pecho del valor diferencial de la Liga: «El clásico lo ven 300 millones de personas. Según como se mire gana una u otra, pero en seguidores, la Liga es superior», dicen desde Mediapro. «En la Liga están los mejores clubes, futbolistas y entrenadores. El clásico tiene más audiencia que la Super Bowl. Se ha invertido mucho en innovación para que el producto sea homógeneo cuando lo ve el espectador, que sepa que lo que está viendo es un partido de la Liga. Los partidos se reconocen y un Sevilla-Betis se ve igual que un Barça-Madrid», añade Santana.