Neymar aún no sabe dónde jugara esta temporada
Neymar aún no sabe dónde jugara esta temporada - AFP
Fútbol

La ingeniosa propuesta del Barça para fichar a Neymar

El club azulgrana pretende que el PSG le ceda al paulista esta temporada e incluya una opción de compra en junio

Sergi Font
BarcelonaActualizado:

La escuálida economía del Barcelona impide presentar una «oferta XXL» que contente al PSG para fichar a Neymar, aunque ya se contempló en la reunión en París la pasada semana que podrían abaratar la operación incluyendo algún jugador. No obstante, esta opción pierde enteros tras la marcha al Bayern de Coutinho, el jugador que pretendía la secretaría técnica francesa. Con la certeza de que el tiempo juega a su favor y que el PSG tiene una bomba de relojería con Neymar que necesita desactivar, el Barça le presentará esta misma semana una propuesta basada en una cesión remunerada por un año con opción de compra no obligatoria a final de temporada. Un trato similar al de Coutinho o al que el propio PSG realizó con Mbappé. El club catalán abonaría la cantidad equiparable al plazo que debe amortizar el club francés y ésta se descontaría de la cantidad marcada como precio del fichaje de Neymar en verano. Eso sí, el Barcelona no estaría obligado a quedárselo en propiedad si durante esta temporada no le convence el rendimiento del brasileño.

Con esta medida, Bartomeu pretende calibrar si una segunda etapa de Neymar en el Camp Nou es conveniente. No hay que olvidar los problemas extradeportivos del jugador que preocupan en el club o la lesiones en el dedo de su pie derecho que generan ciertas dudas en una Junta directiva dividida sobre la conveniencia del regreso del paulista. El presidente quiere guardarse un comodín y considera que ésta es la mejor opción para ver cómo responde el Camp Nou y actuar en consecuencia. Hay que tener en cuenta que la masa social está aún más dividida que el órgano rector del club y la mayoría de culés no olvidan la manera como se fue el atacante y las declaraciones posteriores. Además, el jugador demandó al club y hay cuentas pendientes que solventar. Bartomeu sabe que un año es suficiente para valorar la actitud y compromiso de Neymar y de su entorno. Durante este periodo de tiempo deberán asentarse los problemas judiciales que mantienen ambas partes y sentar las bases de futuro, siempre con la prioridad deportiva por delante. Y, evidentemente, sería un golpe de efecto para sus rivales en Europa, sobre todo para el Real Madrid, que vería cómo Neymar se le escapa por segunda vez tras el fallido intento de ficharle cuando aún militaba en el Santos.

Hay un último factor que juega a favor del Barcelona y es la creación del ecosistema perfecto para el buen rendimiento de Messi, que ya le ha dicho a Bartomeu que haga todo lo posible por traer al brasileño. Neymar, Messi y Suárez mantienen una gran amistad que ni siquiera la fuga del paulista hace dos años quebrantó. Entonces, Messi ya le pidió que no se marchara y le prometió que si se quedaba en el Barcelona le haría ganar el Balón de Oro, verdadero objetivo de Neymar cuando fichó por el PSG. La oferta del Barcelona, aunque no es la que prefiere el PSG que, además, preferiría vendérselo al Madrid, sabe que podría solventar el problema surgido este año cuando solo faltan dos semanas para que se cierre el mercado estival. En la planta noble del Camp Nou se muestran optimistas y creen que el club galo acabará aceptando la oferta, aunque en las últimas horas también ha surgido el nombre de Ousmane Dembélé como moneda de cambio. No obstante, el francés no está por la labor de moverse de la Ciudad Condal. Ayer se produjo una cumbre en las oficinas del club azulgrana para perfilar esta última oferta que presentarán por escrito y a la que acudieron Bartomeu; el tesorero, Enrique Tombas; el directivo del área deportiva, Javier Bordas; el CEO, Óscar Grau; y los responsables deportivos Eric Abidal y Ramón Planes. En la reunión también estuvo presente André Cury, enlace con la familia Neymar.