Messi, durante un entrenamiento - REUTERS / Vídeo: La Fundación Messi cobró más de 10 millones de euros sin declararlos
Tribunales

Un juez argentino investiga a Messi por las revelaciones de ABC

La Fiscalía de Criminalidad Económica indaga sobre los documentos revelados por ABC

Actualizado:

Los manejos de la Fundación Privada Leo Messi, con sedes en Barcelona y Rosario (Argentina), ya no solo están siendo investigados por la Agencia Tributaria en España, como avanzó este diario el pasado 6 de julio de 2017, sino también por las autoridades argentinas. El Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional número 60 de Argentina ha abierto una causa contra la ONG del futbolista por blanqueo de dinero. Las pesquisas las está llevando a cabo la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional número 61, dependiente de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), según ha podido confirmar ABC.

La Fiscalía argentina recibió una denuncia con los documentos publicados por ABC y la incorporó a unas diligencias en curso «vinculadas».

La investigación versa sobre la utilización que Leo Messi, su padre –Jorge Horacio Messi– y su hermano Rodrigo Messi han hecho de la ONG para, presuntamente, cobrar derechos de imagen de la estrella del Barcelona sin tributarlos a Hacienda.

Como ha descrito ABC en una serie de reportajes publicados entre mayo de 2017 y el pasado mes de enero, distintas empresas patrocinadoras han firmado convenios con la Fundación Privada Leo Messi para contar con la imagen del futbolista, de tal forma que Leo Messi no los declara como ingresos suyos, sujetos al pago de más de un 50 por ciento en impuestos. La ONG, exenta del pago de Impuesto de Sociedades, tampoco declara, presuntamente, estos convenios ni en España ni en Argentina, con lo que evitaría tener que destinar todos esos recursos a acciones sociales de ayuda a la infancia, el objeto social de la organización sin ánimo de lucro.

Documentos y otras fuentes consultadas por ABC cifran el presunto desvío de dinero en al menos diez millones de euros, contabilizando únicamente los acuerdos a los que se les ha podido seguir el rastro y comprobar los montos económicos. En la mecánica utilizada ha sido habitual que empresas patrimoniales del futbolista aparezcan en los contratos privados con el patrocinador, mezclando el ánimo de lucro de la sociedades con los fines sociales de la ONG.

Además, algunos convenios se han cobrado en países de baja fiscalidad usando cuentas que no son titularidad de la ONG, lo que contravendría las normativas fiscales de España y Argentina.

Transferencias

Es el caso de los 300.000 dólares de un convenio suscrito entre la Fundación Leo Messi y una empresa uruguaya que terminaron en una sucursal de la entidad andorrana Andbank en Luxemburgo. La transferencia se realizó en mayo de 2013 a nombre de una sociedad pantalla británica, Hanns Enterprise Ltd.

Esta firma pertenecía a la misma estructura opaca que el futbolista utilizó a título personal, y que le costó una condena a 21 meses de cárcel. El Tribunal Supremo confirmó en mayo del año pasado la sentencia contra Messi y su padre, que incluía una una multa de más de dos millones de euros y el pago a la Hacienda española de los 4,1 millones defraudados en los ejercicios fiscales 2007, 2008 y 2009.

Cuando la Agencia Tributaria abrió el expediente sancionador al delantero, en el año 2013, Messi cambió de asesores y registró su fundación en el Protectorado de Fundaciones de la Generalitat de Cataluña, tras operar seis años, desde su creación en 2007, sin presentar cuenta alguna.

Documentos

Como acreditó documentalmente ABC, la ONGdel azulgrana tampoco depositó balances en Argentina, donde tiene su delegación, que se fundó con aportes económicos transferidos desde la entidad en Barcelona. La fundación local fue bloqueada por las autoridades tributarias del país suramericano, ante lo que el futbolista registró la entidad con otra identificación fiscal.

Un documento interno publicado por este diario el 15 de septiembre de 2017 mostraba que del total de los convenios suscritos con la aseguradora argentina Universal Assistance «1,8 millones de dólares se pagarán a una cuenta en el exterior». También hay pagos sopechosos de editoriales, la telefónica catarí Ooredoo o el Banco de la Nación Argentina.

Los gestores de la Fundación Leo Messi declinaron responder a las preguntas de este diario antes de la publicación de las informaciones. Posteriormente, presentaron una demanda económica en la que solicitan más de 200.000 euros por el «daño» causado a la imagen del futbolista.