Cristiano Ronaldo
Cristiano Ronaldo - Reuters
Fútbol internacional

El laberinto judicial de Cristiano en Estados Unidos

El club no viajará a EE.UU. en verano para evitarle problemas con la justicia por una acusación de violación

Actualizado:

Cristiano Ronaldo está teniendo un buen año en su primera temporada en la Juventus de Turín. Aunque sin los registros goleadores a los que se acostumbró en el Real Madrid, el portugués tiene su primer Scudetto a tiro -casi lo habitual para la «Vecchia signora»- y acaba de ser el héroe en la remontada en los octavos de la Champions League frente al Atlético de Madrid.

Ni él ni su equipo quieren que todo se tuerza en la pretemporada, y por eso la Juventus no acudirá a jugar en verano a EE.UU., según ha podido saber «The New York Times»: es una maniobra para evitar cualquier riesgo de que el portugués sea detenido en territorio estadounidense como parte de una acusación de violación.

Se trata de un asunto ocurrido hace casi diez años, el 13 de junio de 2009, en un club nocturno de Las Vegas. El delantero vivía sus últimos días como jugador del Manchester United, poco antes del anuncio de su traspaso multimillonario al Real Madrid.

Cristiano, 24 años entonces, invitó a un grupo de personas a su suite en un hotel aquella madrugada. Entre ellas estaba Kathryn Mayorga, de 25 años, una aspirante a modelo que denunció el año pasado que el portugués la violó. Lo explicó con detalle en las páginas de «Der Spiegel», después de que la revista alemana publicara en 2017 que una joven, entonces todavía anónima, acusaba de esa agresión sexual al jugador y recogía la existencia de un acuerdo de confidencialidad. El ex del Real Madrid habría pagado 375.000 dólares a Mayorga por su silencio. La revista había obtenido documentos filtrados por la plataforma Football Leaks, como una carta de Mayorga a Ronaldo y el contrato de confidencialidad para enterrar la acusación.

Cuando el asunto empezó a ventilarse en la opinión pública, Cristiano lo calificó de «falso» y sus agentes amenazaron con denunciar a «Der Spiegel», aunque nunca lo hicieron.

Mayorga dio una entrevista al medio alemán el pasado septiembre, ya con el delantero con la camiseta blanquinegra, y la Juventus prefirió no dar importancia a las alegaciones.

Las acusaciones, sin embargo, tienen suficiente entidad como para que el club italiano no viaje a EE.UU. este verano, como ha hecho en las últimas pretemporadas. La Juventus tiene un acuerdo con la compañía Relevant, que organiza la International Champions Cup y que se celebra en su mayor parte en territorio estadounidense. Este año se disputará en Asia -probablemente en China o Singapur-, donde se medirá al Manchester United y al Tottenham Hotspur y donde se ahorrará problemas para su gran estrella.

La policía de Las Vegas reabrió la investigación del suceso en septiembre a petición de Mayorga, que tiene un nuevo abogado y considera que el acuerdo de confidencialidad ya no es válido.