Luis Enrique y Juan Carlos Unzué durante el entrenamiento matinal del Barcelona - EFE
Barcelona-Sevilla

Luis Enrique desvela que el próximo año no entrenará a nadie

«¿Dónde voy a estar mejor que aquí? Si lo dejo es para descansar», asegura tras calificar al Sevilla de «equipo temible»

BarcelonaActualizado:

Luis Enrique afronta el partido de este miércoles ante el Sevilla sin fiarse del mal momento que parece atravesar el equipo de Sampaoli, al que cubrió de elogios antes de desvelar que el próximo año no entrenará a ningún equipo. El asturiano también valoró el estado de varios de sus jugadores y se mostró preocupado por los casos de amaño de partidos que últimamente están rodeando al fútbol.

«Todos llegamos necesitados de puntos, queremos conseguir nuestros objetivos y todos llegan a través de conseguir victorias», empezó asegurando el técnico, que lamentó el horario (19:30 horas) en el que deberán jugar: «No es el mejor horario para que los aficionados puedan venir pero así es el calendario. Espero y deseo que podamos contar con él máximo apoyo porque cualquier ayuda es siempre bien recibida. El apoyo del público en momentos delicados siempre es clave». Luis Enrique cree que a pesar de los últimos malos resultados que acumula el Sevilla, su trayectoria es muy buena: «Está haciendo una temporada extraordinaria en todas las competiciones. Han quedado eliminados por el Leicester pero lo tuvieron cerca con dos penaltis fallados. Es una temporada para destacar pero quizás no estén en su mejor dinámica pero es un equipo temible».

Sampaoli sonó hace unas semanas para sustituirle. El asturiano solo tiene buenas palabras para el argentino: «No le he visto entrenar pero si a los entrenadores se les juzga por sus números, los suyos son muy buenos». Y se mostró irónico sobre si su futuro estaría ligado al de Monchi: «Me parece que Monchi no tiene pensado ir a La Escalerona, en la Playa de San Lorenzo, que es donde yo haré mis planes. Monchi trabajará pero si acude allí iremos a tomar sidra». Llegados a este punto se le insistió sobre su futuro y fue tajante, como nunca antes lo había sido: «Si dejo el Barça, con la relación increíble que tengo con todos los jugadores y directivos, no es para ir a otro equipo. ¿Dónde voy a estar mejor que aquí?. Si me voy es para descansar y recuperarme».

El estado de Iniesta fue uno de los temas de la rueda de prensa: «Es básico disponer de todos los jugadores en su mejor versión. Andrés ha tenido que parar bastante tiempo por dos traumatismos. Está a su mejor nivel y recuperado de sus lesiones. Entrena a un nivel único, el que solo tiene él». Luis Suárez también recibió elogios: «Nos aporta mucho más que gol, con lo que significa eso. La grandeza de estos jugadores es que adaptan sus calidades individuales por el bien del equipo. Su carácter suma y es vital para nosotros, no solo por lo que hace sino por cómo lo hace».

Luis Enrique consideró también que el descanso de Messi le vino bien al jugador: «Siempre estamos en continua búsqueda de controlar los tiempos de competición de cada jugador, creo que es interesante. Ya viene muy cargado el calendario para valorar positivamente este mini descanso. Está en disposición de competir». El asturiano reconoció el trabajo de Rakitic: «Es un jugador excepcional, con muchísimas cosas en el aspecto ofensivo y defensivo de auténtico líder y crack. Es uno de los jugadores que más minutos disputa y en este Barça, disputar muchos minutos es significativo».

Temas extradeportivos

Luis Enrique también fue cuestionado por aspectos extradeportivos en los que no se quiso mojar, aunque sí valoró los hechos que rodean al Eldense. Primero se le insistió por su relevo en el banquillo y si Unzué tenía muchos números: «Lo mejor para no interferir es no opinar». Respuesta casi idéntica para valorar las respuestas de Zidane y Florentino sobre los valores del Real Madrid: «No tengo nada que opinar. No suelo perder tiempo en esto».

El caso del amaño de partidos del Eldense, que perdió ante el Barcelona B por 12-0 fue objeto de análisis más profundo: «Es un tema muy delicado que hay que tratar con la seriedad necesaria. En otros países lo hemos visto. Le pasa a Eldense, el Barça es una víctima de ese chantaje y me parece muy bien que esté perseguido y que podamos alejarlo del deporte. Afortunadamente, en mí época no era un cosa que sucediera y hay que atajarlo inmediatamente».