Vídeo: Atlas
Fútbol

«No hay esperanzas de encontrar a Emiliano Sala con vida»

Los miembros del equipo de salvamento del Canal de la Mancha creen que nadie aguantaría más de unas pocas horas en esas aguas

El audio de Emiliano Sala desde el avión: «Qué miedo que tengo»

La exnovia de Sala pide que se investigue: «No me creo el accidente»

Actualizado:

Las autoridades de la isla de Guernesey, territorio bajo soberanía británica en el Canal de la Mancha, siguen buscando el avión con destino a Cardiff en el que viajaba el delantero argentino Emiliano Sala, aunque han revelado que, dadas las bajas temperaturas del agua, hay pocas esperanzas de encontrar supervivientes.

«No hay esperanzas de encontrar a Sala con vida. Las condiciones del mar en esta época del año son terribles. Incluso la persona más preparada solo aguantaría unas pocas horas». Son palabras a la BBC de John Fitzgerald, jefe de las fuerzas de rescate de las islas del Canal de la Mancha.

Los medios que trabajan en el rescate de la aeronave están revisando las imágenes satelitales y los datos del teléfono móvil para ver si pueden ser de alguna ayuda en la búsqueda. «Hasta el momento, no se ha podido averiguar nada».

La aeronave, en paradero desconocido desde que partió de Nantes el lunes, ya tuvo problemas para despegar con rumbo a Cardiff, según indicó el propio jugador a algunos de sus compañeros en mensajes enviados con su teléfono móvil.

Según revela este miércoles el diario Ouest France, Sala envió varios mensajes a su compañero del Nantes Nicolas Pallois, que le había llevado hasta el aeropuerto, en el que le indicó que el avión había intentado despegar «tres o cinco veces» antes de lograrlo.

Los mensajes iban acompañados de emoticonos con sonrisas, según el rotativo.

Una vez en el aire, el atacante argentino grabó un mensaje de voz que envió por whatsapp a allegados en Argentina en el que mostraba su inquietud por el estado del avión, conversación revelada por el diario Olé.

Durante la comida que compartió con sus antiguos compañeros del Nantes, de quienes quería despedirse para iniciar una nueva etapa en el Cardiff, Sala también bromeó con el estado en que se encontraba el aparato que el presidente de su nuevo club había puesto a su disposición para viajar a la ciudad del noroeste francés.

Ouest France señala que Sala había utilizado en tres ocasiones el avión, un Piper PA-46 Malibu matriculado en Estados Unidos.

El diario regional apunta que tres personas pasaron el control de embarque, pero que una de ellas, el experimentado piloto Dave Henderson, se quedó en tierra por motivos desconocidos hasta el momento.

Otro piloto, cuya identidad no ha trascendido, tomó los mandos del aparato y, siempre según el rotativo, pidió al control aéreo bajar de altura poco antes de que se perdiera la señal de radio, lo que puede indicar que encontró problemas con el hielo.

«Cuatro posibilidades»

La policía de Guernesey apuntó que se apoyan «en cuatro posibilidades» sobre lo que haya podido suceder. «Que hayan aterrizado en otra parte, pero no pueden contactar, que hayan amerizado y recogidos por un barco sin poder ponerse en contacto, que hayan amerizado y se hayan refugiado en una balsa salvavidas o que el avión se rompiese al contactar con el agua y estén en el mar», advirtió, confirmando que su «zona de búsqueda prioritaria es la de la opción de la balsa salvavidas».