AFP
Liga de las Naciones

Portugal toca de nuevo el cielo europeo

Un solitario gol de Guedes da el triunfo al combinado Fernando Santos

Francisco Chacón
Actualizado:

Un solitario gol de Gonçalo Guedes sirvió a Portugal para abrir la tela de araña defensiva de la Holanda de Koeman e inscribir su nombre con letras de oro como vencedor de la Liga de las Naciones en su primera edición.

El atacante valencianista mostró su sintonía en ataque con Cristiano Ronaldo, Bernardo Silva y con Bruno Fernandes llegando desde atrás, aunque sobre todo se benefició en el tanto del escaso acierto de Cillessen para despejar el balón.

Fue el colofón al mayor empeño de la selección de Fernando Santos por hacerse con la victoria en esta nueva competición, justo tres años después de su título de campeón de la Eurocopa en París.

Ronaldo estuvo muy activo, pero la nueva perla del Sporting, Fernandes, consiguió robarle el protagonismo al erigirse, con diferencia, en el jugador más brillante del partido.

La velada se presentó como una noche de gala en Oporto, con el ambiente de las grandes ocasiones en el Estadio do Dragao y miles de portugueses inundando la céntrica Avenida dos Aliados para ver a sus ídolos tocar otra vez el cielo.

En la despedida internacional como árbitro de Undiano Mallenco, Portugal transmitió una sensación de equipo compacto, para tapar las bocas que insisten en considerar al combinado como Cristitugaano y 10 más.

En absoluto fue así en este broche a la Liga de las Naciones, donde el veterano Rui Patrício demostró en varias ocasiones por qué es el guardameta titular indiscutible de la selección rojiverde. Tras el pitido final se desató la locura popular para celebrar el triunfo.