Sergio Ramos y Griezmann, el pasado curso en el Santiago Bernabéu
Sergio Ramos y Griezmann, el pasado curso en el Santiago Bernabéu - @LaLiga

Real Madrid-AtléticoSergio Ramos - Griezmann, reencuentro de alto voltaje

Madridista y atlético se miden en el Santiago Bernabéu tras el cruce de mensajes sobre el reinado del galo en el fútbol mundial

J. Abizanda
Actualizado:

El derbi llega al Santiago Bernabéu con Diego Costa sin haber visto portería en la Liga, una espera desesperante para cualquier goleador que, en el caso del delantero del Atlético, acelera su pulso para encarar este encuentro. Seis partidos sin puntería que multiplican, si es que eso resulta posible, el ansia del internacional español por batir al Real Madrid, un equipo al que, según reconoce, siempre le tiene unas ganas especiales. El deseo del rojiblanco de poner fin a esta sequía, tan prolongada como inquietante para un rematador como él, amenaza con convertirse este sábado en un problema añadido para Sergio Ramos, al que Antoine Griezmann quiere buscar las vueltas también en defensa, pero por un motivo diferente. Las declaraciones en las que el central blanco calificó al campeón del mundo de «ignorante», por afirmar que ya come en la misma mesa que Messi y Cristiano, están calientes y el francés afronta este derbi con una dosis extra de motivación. El sevillano lo sabe y espera preparado.

Compañeros e íntimos amigos en las concentraciones cuando defienden a España, los duelos entre Sergio Ramos y Diego Costa, dos de los jugadores con más carácter de la Liga, salen siempre bravos cuando uno se planta enfrente del otro. La Supercopa de Europa en Tallín resultó la enésima batalla, que una vez más dejó cicatrices. Esta noche ambos vuelven a encontrase, aunque en ese eterno pique entre amigos se cuela hoy un tercero, Antoine Griezmann. Un escenario agitado en el que Simeone se siente cómodo para encarar un partido al que el Madrid llega herido por la derrota en Sevilla. «No lo doy mucha importancia porque son partidos de emociones, de hombres, de gente con mucha personalidad», dijo el técnico argentino. Sergio Ramos y Diego Costa ya han demostrado de sobra esa personalidad en repetidas ocasiones.

«La ignorancia es atrevida»

Habitualmente frío, Griezmann, que en las últimas jornadas ha recuperado su mejor versión, sueña con dar un golpe en el Santiago Bernabéu que aclare a los incrédulos, como Sergio Ramos, su convicción de que ya come en la misma mesa que los dos mejores del mundo. «La ignorancia es muy atrevida. Cuando oigo hablar a este chaval me acuerdo de muchos grandes jugadores como Buffon, Maldini, Xavi, Raúl, Casillas o Iniesta, que lo han ganado todo, que están repletos de títulos, pero ninguno tiene un Balón de Oro como Messi o Cristiano», fue la contundente respuesta del defensa a aquellas palabras del delantero. Que el Atlético pueda adelantar hoy al Real Madrid en la clasificación si gana en su casa dispara aún más las ganas del francés tras el dardo lanzado por el español, único madridista que ha jugado todos los minutos con Lopetegui. ( Marcelo, baja el derbi)

El debate sigue abierto y este viernes entraron en él Fernando Morientes y Milinko Pantic. Para el ex delantero madridista, «jugadores de élite como Griezmann, Cristiano y Messi pueden comer todos en la misma mesa», mientras que el exrojiblanco consideró que la polémica entre ambos «es una tontería. Mañana (por hoy) tienen 90 minutos para arreglarlo en el campo».

El origen del pique, al que muchos aficionados tildan de «infantil», es, sin embargo, anterior a esa declaración de Ramos, que se la tenía guardada a Griezmann desde que publicara en sus redes un dibujo del defensa blanco coronándole tras ganar la Supercopa de Europa. Una polémica para muchos también ficticia y cuya temperatura rebajó Griezmann el pasado lunes coincidiendo con la entrega de los premios The Best. Ese día, el francés, un amante de los videojuegos, compartió en las redes sociales su equipo indestructible, en el que incluyó a Sergio Ramos.

Pero esta noche no se espera tregua. A Griezmann, que este curso firma dos tantos y una asistencia en el campeonato de la regularidad, se le da bien el Bernabéu, donde ha resultado decisivo en las últimas visitas en la Liga. En las tres últimas el francés marcó. Hoy quiere seguir la racha.