Un entrenamiento del Tacón, que se estrena en la Primera Iberdrola
Un entrenamiento del Tacón, que se estrena en la Primera Iberdrola - ISABEL PERMUY
Primera Iberdrola

El Real Madrid da el impulso decisivo al fútbol femenino

La irrupción del club blanco, que esta tarde debuta ante el Barcelona, confirma el auge de una Liga cada vez más potente

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Son las seis y media de la tarde del miércoles 4 de septiembre en Valdebebas. El juvenil B masculino acaba su sesión y deja el campo al primer equipo femenino del Real Madrid. Todavía se llama Tacón, hasta el día 15, cuando la Asamblea del club aprobará la absorción del equipo y la creación oficial de la plantilla de mujeres que este sábado debutará en Primera División, frente al Barcelona (18.00 horas), lejos de esta Ciudad Real Madrid. «Os dejamos el campo a la hora en punto», señala Manu, el técnico del juvenil B.

Una quincena de chicas calientan con un rondo, balón de por medio, a la espera de comenzar el entrenamiento a las órdenes de David Aznar, que inicia esta aventura al más alto nivel con el conjunto madridista con ocho fichajes importantes: las suecas Jakobsson y Asllani, la británica de origen nigeriano Ubogagu, las brasileñas Thaisa y Daiane, y además Kaci, Ainoa Campo y la guardameta Ana Vallés.

El ambiente en el entrenamiento seduce al espectador; todas sonríen y se gastan bromas. La competitividad se vive con naturalidad. David Aznar, el técnico, quiere que este año de teórica transición no lo sea en la práctica. Tiene refuerzos para conseguirlo

El ambiente seduce al espectador ante el estreno en la liga. Las muchachas se gastan bromas y sonríen como si la competencia por el puesto fuera una realidad interiorizada con naturalidad. Faltan Thaisa, lesionada, y las delanteras suecas Jakobsson y Asllani, que no han podido llegar con sus vuelos a la sesión tras jugar con su selección. Las tres, junto a Daiane, se presentaron como madridistas cuando anunciaron su fichaje. «Es un gran honor para mí ser parte del club más grande del mundo», manifestaba Sofía Jakobsson. Las cuatro son futbolistas de alto nivel y tienen una gran responsabilidad.

Marcos Chena, el preparador físico, les explica la razón de cada ejercicio: «Dento de unos meses valoraíe esto que hacemos ahora», les dice a las mujeres que tienen el reto de defender la camiseta del Real Madrid

Malena Ortiz, la capitana, que porta una cinta roja en el pelo, lo define con rotundidad «Subimos a la máxima categoría del fútbol femenino con la máxima ilusión posible», subraya esta mediocampista de gran talento ofensivo. La cinta roja la distingue de Samara, su hermana gemela, titular en el lateral derecho. Malena tiene magia con el balón, es una creadora de fútbol. Una líder necesaria para este duro camino.

El enorme reto de todas ellas es competir bien en primera línea. Esta será una temporada de transición, con ocho adquisiciones para pelear en buenas condiciones contra clubes que llevan años al más alto nivel. La siguiente campaña deberá significar el espaldarazo total del proyecto que ahora abre el Real Madrid.

David Aznar, el responsable del equipo, quiere que este año de teórica transición no lo sea en la práctica: «Es una realidad palpable comprobar el crecimiento del fútbol femenino y el impacto que está desarrollando en la sociedad».

Una delantera importante

Aznar tiene mimbres para hacer un equipo competitivo en este salto a Primera: Sofía Jakobsson, Asllani y Ubogagu son tres atacantes de cuidado. Thaisa, Kaci y Ainoa Campo son tres buenas centrocampistas. Daiane es una central con mucho futuro. Y Ana Vallés llega para hacerse dueña de la portería. La creatividad de Malena en la media punta será un enlace perfecto para las tres puntas contratadas.

David Aznar, el entrenador del Tacón
David Aznar, el entrenador del Tacón - Isabel Permuy

La meta es luchar con garantías y acortar los plazos frente a los clubes que llevan años al más alto nivel. Con ese objetivo, Marcos Chena, el preparador físico, explica a las chicas el sentido de cada ejercicio en el entrenamiento. «Esto que hacemos hoy lo valoraréis dentro de un tiempo», comenta a las mujeres, que realizan con disciplina cada uno de sus movimientos en un círculo, delante de él. Hoy en día, la resistencia, la velocidad y la fuerza son más fundamentales que nunca en el fútbol. Con la calidad solo ya no es suficiente. El mensaje de los entrenadores de los hombres se traslada al de las chicas.

Las jugadoras hablan con la sonriente Chioma Ubogagu para que pegue al balón en un ejercicio al primer toque. Llevan aún el escudo del Tacón, pero saben que van a ser futbolistas del Real Madrid en cuestión de una semana y así las van a juzgar desde hoy. La entrada del club blanco en el fútbol femenino español era el eslabón que faltaba para convertir la Liga en una atracción que traspasa sexos e incluso fronteras. Comienza el espectáculo en femenino.