Reuters
Fútbol

La sanción a Mino Raiola deja en vilo varios fichajes

La FIFA ha extendido a nivel mundial el castigo de tres meses impuesto por la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) al agente de futbolistas

Actualizado:

El famoso agente de futbolistas Mino Raiola parecía destinado a ser uno de los principales beneficiados del mercado de fichajes que se avecina, toda vez que varios de sus representados son pretendidos por algunos de los clubes más grandes de Europa. Sin embargo, una decisión de la FIFA no solo ha complicado este escenario, sino que además ha dejado en vilo varios de los fichajes que estaban previstos ser cerrados.

El máximo organismo del fútbol mundial ha decidido suspender a Raiola durante tres meses para ejercer su profesión, extendiendo a todo el mundo la sanción que le había sido impuesta anteriormente por la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) y que tenía solo vigencia en el país transalpino.

Así pues, la FIFA confirmó el pasado viernes por la noche que su comité disciplinario también sancionó a su hermano, Vincenzo Raiola, con dos meses de inhabilitación. Ni la FIFA ni la FIGC, que sancionó a Raiola el miércoles, ofrecieron una razón para el castigo, que tiene un efecto inmediato y terminará justo después de que se cierre el mercado de fichajes de verano en Inglaterra.

La respuesta de Raiola no se ha hecho esperar y ha arremetido a través de su cuenta de Twitter contra esta decisión, alegando que se basaba en «motivos falsos y mentiras», pero que «no es una sorpresa, lamentablemente». «Mi preocupación personal es que ha sido una sentencia por voluntad política, sin tener en cuenta la ley. Supongo que la Federación Italiana de Fútbol no me ha perdonado cuando señalé a mis críticos por su papel en el desastroso estado del fútbol italiano, así como por su papel en el último episodio del problema del racismo», añadió.

Pogba y De Ligt

Este castigo podría tener su eco en España. Dos de sus representados están en el punto de mira del Real Madrid y del Barcelona, por lo que esta sanción podría torpedear su fichaje. Se trata de Paul Pogba, futbolista del Manchester United y objeto de deseo de Zidane, y de Matthijs de Ligt, prioridad azulgrana para reforzar la defensa.

Así pues, estas dos operaciones, que los clubes españoles confiaban en amarrar pronto, pueden retrasarse hasta el mes de agosto, cuando expire la sanción a Raiola.