Estadio de Vallecas, donde hoy se juega el Rayo - Betis
Estadio de Vallecas, donde hoy se juega el Rayo - Betis - LaLiga
Liga Santander

Un fin de semana con fútbol a todas horas

El Rayo Vallecano - Betis inaugura los partidos a las dos de la tarde, un horario que genera controversia y que deja el fin de semana sin franjas libres en Primera división

Actualizado:

El cambio de hora vivido la pasada madrugada llega acompañado este año también de novedades en las franjas horarias del fútbol español, que este domingo «disfrutará» de su primer partido en Primera división a las dos de la tarde. Vallecas, históricamente uno de los estadios más beligerante contra Javier Tebas y la Liga por los encuentros de los lunes, es hoy el escenario del Rayo-Betis, el duelo que estrena una hora en la que las familias se juntan para comer y que provoca reticencias entre profesionales y aficionados. En países como Italia, sin embargo, es ya una costumbre desde hace años jugar en un horario similar (15.00 horas).

La idea de la Federación Española de reservar a partir de la próxima temporada una franja horaria libre de partidos profesionales, con el objetivo de que las categorías inferiores no pierdan «tirón», resultaría imposible de cuadrar, por ejemplo, con el reparto de encuentros diseñado por la Liga para este fin de semana. El Girona-Athletic inauguró el viernes el fútbol tras el parón de selecciones. El derbi madrileño entre Getafe y Leganés (13.00 horas) reabrió ayer una jornada inagotable, la 29, en la que la emisión por televisión de encuentros de Primera se encadenará hasta las 22.30 horas de hoy. Hasta ahora, Javier Tebas concedía los domingos un pequeño respiro entre las 13.45 horas, cuando terminaba el primer partido del día, y las 16.15 horas, el primero de la tarde. Esa pausa morirá hoy cuando el Rayo y el Betis comiencen su duelo a las 14.00 horas. Las gradas de Vallecas servirán de mesa para numerosos socios y aficionados franjirrojos y verdiblancos.

El debate está abierto. «Este horario es mejor que jugar un lunes y mejor incluso que un domingo a partir de las 20.00 horas. Sin duda, para los aficionados que viajan es mucho mejor. Nosotros, por ejemplo, iremos a Bilbao, donde repetiremos contra el Athletic también a las dos de la tarde. Esa franja nos permite regresar a casa en horas prudenciales», explica a este periódico Dámaso Barroso, el presidente de la Peña Rayista 2004. La versión profesional de Quique Setién, el técnico del conjunto bético, choca con la del aficionado. «No es propio para un partido de fútbol, el que tenga televisión en la cocina podrá verlo», dijo con ironía al ser preguntado durante la semana. El entrenador, que ha tenido que cambiar la programación de las sesiones preparatorias para que sus jugadores se adapten a la nueva franja, también se mostró crítico con otros horarios, pero sabe quién manda en el mundo que le toca vivir: «Tampoco me ha gustado jugar por la mañana o a las cuatro de la tarde, pero hay unos intereses que están por encima de estas consideraciones».

Cuidar al aficioando

Barroso vuelve a discrepar con Setién porque para él, «el horario ideal para el fútbol es el de los domingos a las 16:00 horas». Y el presidente de la Peña Rayista 2004 lanza un aviso que comparten muchos otros seguidores de su equipo y del resto de la Liga. «Los malos horarios pueden terminar dañando la asistencia. Hay que encontrar los que permitan y favorezcan la presencia en los campos. Sin publico, el fútbol morirá».

Criticado por aficiones como la del Alavés y la del Rayo por las jornadas de lunes, Javier Tebas ha cambiado puntualmente el partido de ese día y lo ha pasado a la novedosa franja de las 14.00 horas del domingo. Luis Rubiales, presidente de la Federación, ha anunciado que el próximo curso no habrá fútbol los lunes, pero tampoco le gusta la «solución» de la Liga: «Ese horario no estaba ni ofertado públicamente».

La guerra de los horarios entre Tebas y Rubiales viene de lejos y esta semana el Consejo Superior de Deportes ha entrado en el último capítulo. La RFEF aprobó el jueves un «periodo protegido por razones de salud» (del 20 de mayo al 15 de septiembre de cada año, coincidiendo con los meses de más calor) en el que los encuentros de las competiciones oficiales de ámbito estatal no pudieran iniciarse antes de las 19:30 horas. El CSD, sin embargo, consideró un día después que la Federación no es competente para establecer esa franja, la tesis que defendía la Liga.