Barcelona y Sevilla repetirán len la Supercopa la final de la Copa de esta pasada temporada
Barcelona y Sevilla repetirán len la Supercopa la final de la Copa de esta pasada temporada - JUAN JOSÉ UBEDA
Fútbol

El Sevilla solo acepta la Supercopa a partido único en el Pizjuán

Debido al calendario, la Federación y la Liga acuerdan anular el doble enfrentamiento y que se juegue el 12 de agosto

Sergi Font
BarcelonaActualizado:

Se avecina una nueva chapuza y un culebrón veraniego debido al cargado calendario que deben afrontar los equipos punteros, que priorizan las competiciones europeas a las nacionales. La Supercopa de España, que deben diputar este mes de agosto el Barcelona y el Sevilla no dispone de fechas para su disputa, motivo por el que la Federación y la Liga están valorando seriamente la posibilidad de que se dispute a partido único en un campo neutral. No obstante, el Sevilla solo estaría dispuesto a aceptar esta medida si el choque se juega en el Sánchez Pizjuán. El presidente de la RFEF, Luis Rubiales, cree que el 12 de agosto tiene muchos números para que sea la fecha en la se dispute el primer torneo oficial de la temporada. Hay que tener en cuenta que el Barcelona tiene programada una gira por Estados Unidos (juega ante Tottenham, Milan y Roma) y no regresa hasta el 5 de agosto, mientras que el Sevilla debe disputar tres rondas previas de la Europa League.

«Si se arregla el contrato con la televisión, es muy probable que la Supercopa se juegue el 12 de agosto a partido único. En tal caso se jugaría en campo neutral. Si acaba siendo así será sólo por este verano y el año que viene la competición regresaría a su formato habitual», ha explicado Luis Rubiales en la Cadena Ser. No obstante, insistió en que «es algo que todavía no está cerrado, sino que hay que acabar de acordar con los clubes. Si finalmente se decide que sea a partido único luego ya miraremos el campo en el que se juega».

Aquí es donde se inicia el debate, ya que mientras que el Barcelona propone el Camp Nou por el mayor aforo de su estadio, el Sevilla quiere que se dispute en el Sánchez Pizjuán. La Federación, por su parte, aboga por el Wanda Metropolitano, como estadio neutral, equidistante de las dos ciudades y con la experiencia de haber celebrado la pasada edición de la Copa del Rey entre ambos equipos. La postura del equipo hispalense va más allá y se negaría a jugar a partido único si no es en su propio estadio. El Barcelona tampoco ve con buenos ojos que se juegue a partido único, ya que este es uno de los únicos partidos que son de pago para los socios y por los que el Barcelona ingresa una gran cantidad de dinero.

El Sevilla argumenta que ellos han tenido que remodelar su calendario estival para adaptarse a las fechas estipuladas por la UEFA para jugar la Europa League y no están dispuestos a someterse a la voluntad del Barcelona, motivo por el que piden a los culés que cedan en la elección de la sede final. No obstante, parece poco probable que el club catalán les conceda esta posibilidad, ya que supondría una gran ventaja para un equipo que no podrá contar con muchos integrantes de su plantilla por la disputa del Mundial de Rusia 2018 y el retraso en su llegada debido a las vacaciones.