EFE
Selección española

«Si logramos resultados, nadie se acordará si tengo o no experiencia»

Robert Moreno, el nuevo seleccionador, asegura que ha aprendido los códigos del fútbol durante nueve años con Luis Enrique

Actualizado:

Finalmente el grave problema familiar que vive Luis Enrique, y que ha sido respetado por un mundillo tan proclive al rumor como el fútbol, ha derivado en adiós. El entrenador gijonés deja la selección española y su sustituto será el catalán Robert Moreno (41 años), su segundo durante nueve años en el Barcelona, la Roma, el Celta y la selección española y sin experiencia como primer técnico en ningún equipo. Moreno será seleccionador hasta julio de 2020, como tenía firmado Luis Enrique. Un trasvase de poderes que, según la Federación es la mejor opción para continuar el proyecto que empezó el técnico asturiano hace once meses.

Así expuso la situación Luis Rubiales, presidente de la Federación Española que hace un año destituyó a Julen Lopetegui justo antes de empezar el Mundial por su fichaje por el Madrid y se entregó a Luis Enrique como soporte de futuro. Antes, Fernando Hierro se hizo cargo del equipo durante el torneo en Rusia. «Luis Enrique nos ha comunicado que no sigue seleccionador, por el problema personal que hasta ahora se ha respetado y espero sigáis respetando. Le doy las gracias, hemos aprendido él, estamos unidos con él, y le hemos transmitido que tiene las puertas abiertas de la selección. Él creía en su equipo y nosotros creemos en este equipo. Son los más preparados, y nuestra decisión es confiar en Rober Moreno como seleccionador, el mismo contrato firmado. Llevarán a Eurocopa»

Robert Moreno da el salto de manera extraña. «Es un día agridulce, más agrio que dulce, siempre esperé primer entrenador pero no así. Aceptamos el reto y vamos a trabajar con honestidad».

¿Ha cambiado algo la situación personal de Luis Enrique? Por ahí tomó la palabra Rubiales. «Es una decisión de Luis, que respetamos, le agradecemos trabajo, deja recuerdo imborrable, cambiado ámbito privado yo no puedo tratar. Para solucionar problemas, la mejor respuesta es Robert. Hemos llamado a los capitanes para comunicarles».

«Es un sentimiento encontrado, de mucha tristeza y no alegría, más responsabilidad -declaró Moreno-. Llevo muchos años, quería ser primer entrenador, pero no esperaba así. Luis está de acuerdo, eso me ha animado a aceptar. Vendrán momentos buenos y malos. Estamos convencidos de los buenos resultados y el resto sobra».

La duda flotaba en la atmósfera- ¿Seguirá de alguna manera influyendo Luis Enrique enla selección? Rubiales fue tajante: «La etapa de Luis ha terminado y empieza otra nueva. Podrá dar consejos pero es nueva etapa liderada por nuevo seleccionador».

Robert Moreno es inexperto como primer técnico. ¿Podrá pesarle? «Tengo experiencia, pregúntale a cualquiera. Estuve nueve años con Luis, con los mejores jugadores del mundo, viendo sus decisiones. Muchas horas. Las oportunidades llegan y hay que afrontarlas. Si logramos resultados nadie se acordará si tengo o no experiencia».

Ha sido un año convulso para la selección. Lopetegui, Luis Enrique, Robert Moreno... Rubiales no cree en gafes: «Todos hemos sufrido reveses y otros de tremenda felicidad, la mayor preocupación no es seleccionador, sino estar con las personas que lo necesitan. Hace un año se hizo lo que se creyó, y ahora también. No creo en los gafes, sino trabajo. La Federación siempre se va a reponer».

La idea de fútbol de Robert Moreno es esta: «Mi camino está marcado por el tipo de juego. Ser protagonistas con el balón, recuperar rápido y tener más tiempo la pelota. Más que el estilo es los jugadores que traes. No soy fundamentalista de nada, soy partidario de sacar el máximo rendimiento a los jugadores».