Los partidos no se podrán jugar antes de las 19.30 horas si hay más de 30 grados
Los partidos no se podrán jugar antes de las 19.30 horas si hay más de 30 grados
Segunda B y Tercera división

El termómetro, la novedad que enciende la preocupación del fútbol modesto

Los playoff de ascenso coincidirán con la entrada en vigor de la prohibición de la RFEF de jugar partidos antes de las 19.30 horas si la temperatura es superior a 30 grados

Actualizado:

El próximo fin de semana finaliza la liga regular en Segunda B y Tercera división, y el lunes 20 de mayo tendrá lugar en la sede de la Federación Española en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas el tradicional sorteo de los playoff de ascenso. Unas eliminatorias en las que ya estará en vigor la prohibición anunciada por la RFEF de disputar partidos antes de las 19.30 horas si la temperatura es igual o superior a los 30 grados. Medida con la que Luis Rubiales pretende velar por la salud de los deportistas, pero que genera confusión y dudas entre los directivos de los clubes ya clasificados. «Nadie nos ha explicado quién se encargará de vigilar la temperatura y qué pasará si se programa un partido a una hora teniendo en cuenta las previsiones y ese día amanece más caluroso de lo esperado», explica un presidente de Tercera división a ABC. (Horario del sorteo del playoff).

El pasado mes de marzo, la Real Federación Española de Fútbol aprobó el establecimiento de un «periodo protegido por razones de salud», que va del 20 de mayo al 15 de septiembre, en coincidencia con los meses de más calor. Según este protocolo, los encuentros de las competiciones oficiales de ámbito estatal no podrán iniciarse antes de las 19:30 horas. «Solo si la temperatura es igual o superior a 30 grados», aclaran a este periódico desde la RFEF. Una decisión que, previsiblemente, obligará a muchos equipos a variar los horarios que tradicionalmente han establecido en anteriores temporadas cuando se han clasificado para los playoff de ascenso. «Puede haber partidos a las cinco o a las seis, pero es evidente que la temperatura no es igual en Asturias que, por ejemplo, en Andalucía. «Se trata de velar por la salud de los deportistas y aficionados», añaden desde la RFEF.

«La filosofía, el espíritu de esta medida, es que exista una coordinación para poder retrasar un partido si existe una alerta por altas temperaturas. No se puede jugar un partido a las seis de la tarde con 33 grados», explican fuentes federativas. En teoría, las distintas Territoriales tendrían que encargarse de esta coordinación, pero desde una de ellas se confirma a este periódico que, de momento, no han recibido ninguna comunicación: «Aún no conocemos el protocolo de actuación».

El playoff de ascenso desde Segunda B y Tercera división comenzará el fin de semana del 25-26 de mayo, una semana después de terminar la Liga, y los partidos de las eliminatorias, si las temperaturas alcanzan los 30 grados, no podrán disputarse antes de la 19.30 horas. Al menos en teoría. La pasada jornada, el termómetro se disparó y en algunos partidos, especialmente en el sur peninsular, se disputaron encuentros por encima de los 30 grados. «La RFEF actúa de manera incongruente. La última jornada de Liga en nuestro grupo, que es en horario unificado, se ha establecido para el domingo 19 a las 12.30 horas. En Andalucía se esperan más de 30 grados y se juega solo un día antes de que entre en vigor esa prohibición», lamenta un presidente del Grupo IX de Tercera división que prefiere que o se le cite.

Para fijar el horario de un partido del playoff, los equipos implicados deben ponerse de acuerdo. En caso de altas temperaturas, la horquilla horaria se reducirá mucho, lo que puede suponer también un problema logístico para los clubes, especialmente para los insulares o para aquellos que visiten las Islas Canarias o Baleares, si viajan en avión. Un ejemplo. Si un partido comienza un domingo a las 19.30 horas (la hora más temprana en caso de alerta por calor), no finalizaría hasta las 21.15 horas. En este tipo de eliminatorias, además, entran en escena clubes modestos de localidades pequeñas y distantes de aeropuertos, por lo que algunos conjuntos podrían verse obligados a retrasar la vuelta hasta el día siguiente. Un gasto de pernoctación que en una categoría como la Tercera división es prácticamente inasumible. Adelantar el partido al sábado tendría los mismos efectos porque los vuelos a última hora son reducidos, incluso imposibles para algunos destinos. «Poder jugar por los domingos por la mañana ofrecía más margen de maniobra», explican.

«Los clubes ya estábamos pendientes de las temperaturas en función de las previsiones meteorológicas, sobre todo en Andalucía. Querer regular los horarios en Segunda B o Tercera división por parte de la RFEF va a acarrear gastos a los clubes porque muchos se verán obligados a planificar una noche de hotel tras el término del encuentro», lamenta Álvaro Moya, presidente de la UD Los Barrios, conjunto gaditano que actualmente se encuentra en puestos de playoff de ascenso. «Está bien que se mire por el futbolista y su salud, cosa que nosotros ya hacemos, pero también habría que mirar por los clubes con este tipo de decisiones», añade a ABC.

Final de Copa y elecciones

Aunque aún no se ha celebrado el sorteo y no se conocen todos los equipos clasificados, el partido de ida de la primera eliminatoria del playoff puede convertirse en un tremendo lío logístico para algunos clubes. La disputa de la final de la Copa del Rey (sábado 25) y las elecciones autonómicas y municipales del 26 de mayo enredan aún más el puzzle horario. El Barcelona-Valencia no tiene aún hora fijada, pero, si la Federación lo establece a las 21.00 horas, el sábado 25 no podría haber partidos de playoff en los campos en los que se superan los 30 grados. La RFEF no permite que se jueguen otros encuentros a la misma hora que la final, por lo que, para que ese día pudieran programarse duelos de playoff, la cita en el Benito Villamarín debería retrasarse hasta las 22.00 horas.

«El problema es que el domingo 26 hay elecciones municipales y autonómicas y puede haber algún campo en el que no pueda haber Fuerzas de Seguridad porque estén volcadas en los comicios», recuerda a ABC un presidente cuyo equipo ya se ha clasificado para pelear por el ascenso. «Además, si un jugador es llamado para formar parte de una mesa de votación, supondría un grave perjuicio después de toma una temporada peleando por ese objetivo», añade. Jugar ese día puede resultar muy complicado, pero también el sábado. Por eso, propone que la RFEF autorice adelantar partidos del playoff al viernes. Una solución que, sin embargo, también genera problemas porque las plantillas de Tercera división no son profesionales y muchos futbolistas trabajan ese día. Un gran enredo.