UEFA

Villar lastra a Villar

Las acusaciones contra su hijo Gorka, gran obstáculo para que el presidente de la Federación opte a suceder a Platini

Noticia relacionada: Platini detenido en Francia por la concesión del mundial de Qatar

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

«Eran, son y serán mis amigos». Lejos de distanciarse en público de los dirigentes de la FIFA acusados o apartados de sus cargos por corrupción, Ángel María Villar sigue expresando cada vez que le preguntan su amistad inquebrantable hacia todos ellos. No le faltan motivos. Tanto Joseph Blatter como Michel Platini, los dos grandes mandamases caídos, han promocionado la carrera internacional del presidente de la Federación y han venido a su rescate cada vez que el Gobierno español, el del PSOE y ahora el del PP, le han exigido que rindiera cuentas.

Tampoco oculta Villar sus excelentes conexiones con los dirigentes de la Confederación Sudamericana, la Conmebol, a pesar de que la mayoría de ellos están siendo investigados o incluso han acabado en la cárcel por haber recibido ingentes sumas de dinero. En la Conmebol tiene Ángel María Villar otro buen motivo para estar agradecido a sus «amigos», que nombraron director general de la organización a su hijo Gorka. Precisamente los turbios manejos del vástago del presidente de la Federación Española de Fútbol son en estos momentos un gran impedimento para presentarse a presidir la UEFA.

Acusado de extorsión

Tras la redada en Zúrich que sacudió hace un año los cimientos del fútbol mundial, la FIFA busca dirigentes limpios de toda sospecha. Y lo cierto es que a Villar apenas le ha caído una multa de 23.000 euros por «mala conducta» por su falta de colaboración con el Comité de Ética. También le investiga en España el Tribunal Administrativo del Deporte (TAD) por un presunto trato de favor al Recreativo y al Marino tinerfeño. Pecata minuta al lado de las graves acusaciones que pesan contra toda la vieja guardia del fútbol mundial. Así que no es extraño que en algunas de las quinielas de posibles sucesores de Platini siga apareciendo Villar.

Pero para esta nueva etapa no basta con que su nombre esté aparentemente limpio. También preocupa que no haya mancha en los familiares directos. Y ahí Villar padre tiene un talón de Aquiles en Villar hijo, quien está siendo investigado en Uruguay por un turbio caso de extorsión. El expresidente de la Federación Sudamericana Eugenio Figueredo, en prisión domiciliaria por estafa y blanqueo de capitales al frente de dicha organización, señaló directamente a Gorka como el cabecilla de la extorsión a los clubes uruguayos. Según Figueredo, Villar hijo habría utilizado el poder de Villar padre como presidente de la FIFA para presionarles y que retirasen una acusación contra la Conmebol.

Gorka Villar, de 43 años, dio el salto a Sudamérica en 2011 gracias a la excelente relación que el histórico presidente de la Federación Argentina, el poderoso Julio Grondona, fallecido en 2014, tenía con el presidente de la Federación Española. El hijo de Grondona, Julio Humberto, confirmó que fue su padre quien «enchufó» al director general de la Conmebol: «El señor Gorka Villar está en la Confederación por mi padre», aseguró al relatar el favor que le pidió para salvar a Boca Juniors por el lanzamiento de gas pimienta a los jugadores del River. «Hablé con la persona indicada, levanté el teléfono y le expliqué a Villar lo que era Boca». La sanción, que se preveía dura, se quedó en apenas cuatro partidos.

En otras ocasiones, el favor circuló en sentido contrario. Como a principios de 2011, cuando Gorka Villar fue retenido en el aeropuerto de Ezeiza con 70.000 euros en su poder. Hubo que recurrir a las influencias de Javier Fernández, auditor general de Argentina y hombre fuerte de Cristina Kirchner en el Poder Judicial. Finalmente, Gorka Villar no fue imputado y recuperó una parte del dinero intervenido, y el hermano de Javier Fernández, Sergio, fue nombrado miembro del Tribunal de Disciplina de la Federación Argentina. Favor por favor.