Eurocopa 2016

Eurocopa2016

España-Georgia Del Bosque: «No quiero ser pesimista»

El seleccionador criticó la entrada en el partido de España, aunque pide confianza para la Eurocopa: «No hay que tener temor»

Del Bosdque, durante el partido de España ante Georgia
Del Bosdque, durante el partido de España ante Georgia - EFE

Vicente del Bosque reconoció un montón de errores en la inesperada derrota de la selección española ante Georgia: mala circulación de balón, falta de profundidad y entendimiento entre los jugadores, pocas acciones individuales, sin tiros desde fuera del área... Se le vio especialmente molesto por una primera mitad en la que el equipo nacional evidenció todas esas carencias. «Hoy buscábamos confianza y ha sido todo lo contrario, una decepción. Que nos hagan un gol entra dentro de la lógia, pero no tanto nuestra forma de afrontar el juego, sobre todo en la primera mitad. No hemos estado templados y hemos sido incapaces de superar a una ordenada defensa. Eso es menos habitual».

El seleccionador pidió, en cualquier caso, que no se dramatice con la derrota a solo seis días del debut de España en la Eurocopa ante la República Checa. «Lo mejor es aceptarla y levantar la cabeza. Tenemos un reto extraordinario y este resultado no nos debe afligir en nada. Hoy es un momento malo pero que no debería afectar ni ofrecer temor».

Del Bosque no cree que la derrota anime a los rivales de la Eurocopa a encerrarse, aunque tampoco le importaría: «No quiero ser pesimista. De hoy saco cosas buenas: seguridad en el juego, dominio de la situación... pero ha faltado lo más importante. No sé lo que harán los rivales de la Eurocopa, pero ojalá siempre jugáramos los partidos en campo contrario».

Quiso también alabar la función desatascadora de Iniesta y la buena forma en la que parece llegar el manchego: «Iniesta limpia contrarios y rompe líneas. Está claro que en la primera parte no hemos entendido el partido, y que después lo hemos entendido un poquito mejor».

Por último, confirmó que dio los noventa minutos a Aduriz porque no quería «sobrecargar» a Morata, renqueante desde el partido ante Corea del Sur.

Toda la actualidad en portada

comentarios