Eurocopa 2016

Eurocopa2016

Eurocopa Francia 2016 - Selecciones

Una España sin reservas

En un torneo con siete partidos para ser campeón Vicente del Bosque ha apostado por una formación sin relevos

España ha repetido once los tres partidos de la fase previa. - Efe

Vicente del Bosque nunca se había comportado así. Hasta ahora, el seleccionador español había variado sus alineaciones con asiduidad y con más o menos prudencia. Sin embargo, en la Eurocopa que se disputa en Francia el salmantino eligió un once tipo en el debut contra la República Checa y, quizás deslumbrado por el éxito, repitió contra Turquía y Croacia con las correspondientes consecuencias.

En un torneo que se disputa al final de la temporada y en el que el campeón debe superar siete partidos contrasta la manera de actuar del preparador castellano frente a las otras grandes potencias. Los elegidos por Del Bosque han disputado al menos 222 minutos en la Eurocopa, según los datos de la UEFA. El registro del principal en la hierba del principal recambio, Bruno Soriano, es de únicamente 63 minutos. La distancia de kilómetros y tiempo llama la atención por la perenne reclamación de descansos de los miembros de los clubes más competitivos. «Los jugadores de equipos grandes llegan cansados, mental y físicamente. Requiere mucho esfuerzo estar a tope después de una temporada larga. No es nada fácil», sostiene Pavel Nevdev, exfutbolista y actual vicepresidente de la Juventus.

Salta a la vista la comparación con Alemania o Francia, en la misma zona del cuadro de cruces. Los germanos prefirieron alternar sus opciones en la última jornada, en que, como en el de España, también estaba en juego la primera plaza del grupo. El metódico Joachim Löw seleccionó a Mario Gomez, ausente en uno de los partidos de la primera fase, y el delantero respondió con el gol del triunfo de una formación en la que sólo siete futbolistas repiten el patrón español de minutos: una docena de teutones compitieron al menos 100 minutos en la primera fase. Algo similar ocurrió con el conjunto de Didier Deschamps, quien también optó por sentar en el banquillo a su goleador Antoine Griezmann en el segundo encuentro y repartió los turnos en el resto aunque el resultado y el juego se resintió. En el equipo anfitrión sólo media docena imitan el sistema de reparto de minutos escogido por Vicente del Bosque y ya son 13 franceses los que acumulan más de 100 minutos en el césped.

En el caso español, la falta de recambios se notó en las caras y en las piernas de los futbolistas en los minutos finales contra Croacia, cuando el novedoso calor de Burdeos aplanó a La Roja. La larga temporada, extendida para Real Madrid y Atlético de Madrid por la final de la Liga de Campeones, podría hacerse más patente en los siguientes duelos de los de Vicente del Bosque. Especialmente alerta se pondrá en los casos de los titulares Juanfran y Sergio Ramos, ya que dispusieron de una semana menos de desconexión y descanso respecto la mayor parte de sus compañeros y rivales en la Eurocopa. «El cansancio no es excusa. Hay que pasar página, aprender de estos partidos para no cometer los mismos errores en octavos y a raíz de ahí mantener la portería a cero», afirmó Ramos tras la derrota ante Croacia en un partido en que falló un lanzamiento de penalti.

No obstante, otro problema debido la falta de novedades en España se observó por la desaparición del factor sorpresa de los primeros días y el buen trabajo táctico del seleccionador croata, Ante Cacic. Los balcánicos ataron a Andrés Iniesta, el mejor español de los dos primeras jornadas, se apoderaron del centro del campo y empujaron a los hispanos a un choque de ida y vuelta en el que el dominio de la posesión perdió su factor desequilibrante aplastado por la inferioridad física. La Roja redujo su cantidad de pases y los renovados croatas -condicionados por las lesiones sólo seis jugadores han cumplido con todos los minutos en la Eurocopa- rdeujeron a sus rivales en un final con más velocidad, frescura, voluntad y claridad de ideas.

El próximo partido de España será contra Italia, un conjunto vertebrado en torno a siete gladiadores habituales, aunque con la posibilidad de reservarse en la última jornada porque el primer puesto del grupo está garantizado. No obstante, en el plano físico Vicente del Bosque contará con lo que podría ser una pequeña ventaja: un día más sin competición y cinco totales para recuperar a sus futbolistas. «En realidad, para un torneo como este, en el que se juega cada cuatro días, nos viene muy bien tener jugadores que compiten tanto. Están más que acostumbrados. A veces es peor cuando tienen una semana entera sin partidos de por medio», aseguró el preparador físico español, Javier Miñano, antes del duelo contra Croacia.

Sin lesionados ni sancionados podría repetir por cuarto partido consecutivo su alineación y desechar a unos suplentes entre los que se encuentra Pedrito, quien levantó la voz contra su situación y se rebeló contra el nuevo modus operandi del seleccionador. No parece que vaya a cambiar mucho el plan de Del Bosque. «Posiblemente en algún momento con ese control del juego haya parecido que ha habido cansancio, pero no creo. El esfuerzo ha sido grande pero creo que no ha sido determinante», avisó el seleccionador español en la rueda de prensa posterior a la derrota contra Croacia.

Toda la actualidad en portada

comentarios