Patrocinado porInfiniti
Mundial Rusia 2018

La penosa tanda de penaltis de España

Koke y Aspas yerran en sus lanzamientos y De Gea no detiene ningún disparo de los rusos

Moscú (Rusia)Actualizado:

En una tanda de penaltis, en la de los cuartos de la Eurocopa de 2008 contra Italia, empezó todo, y también desde los once metros se da por finalizada una etapa preciosa. España, la misma que hace diez años conquistó esa Euro, se va del Mundial de Rusia por la puerta de atrás, eliminada porque fue incapaz de ganar a Rusia y ni siquiera en los penaltis fue mejor. Fallaron Koke y Aspas, y De Gea, como en todo el Mundial, no fue capaz de parar ningún disparo. Adiós, España.

Fueron momentos de máxima tensión en el Luzhniki, con Fernando Hierro dando turnos y sin que los ojos de los españoles invitaran al optimismo. En 120 minutos, solo se le marcó a Rusia de rebote y con un tanto en propia puerta, pero quedaba el consuelo de los penaltis. Ya llovía en Moscú, más épica si cabe para un desenlace dramático.

El primero en coger el balón fue Andrés Iniesta, que marcó con una calma asombrosa. Smolov empató para los rusos, muy cerca De Gea de parar ese chut. También lo hizo muy bien Piqué, ajustando su ejecución, e Ignashevich respondió con la misma sangre fría. Y llegó el momento de Koke. Fue nervioso al punto fatídico, delatado por su expresión facial. Tomó carrera, apuntó con la derecha y el balón no tuvo excesiva dificultad para Akinfeev. El rojiblanco rompió a llorar, y más cuando Golovin metió su penalti.

Como Ramos y Cheryshev también cumplieron, se llegó al quinto lanzamiento. Pidió la vez Iago Aspas, la plantó, se puso de lado y su zurdazo se encontró el pie del portero ruso. Fin, una explosión de júbilo en el Luzhniki mientras España maldecía su destino. Es el que se ha merecido después de un Mundial lamentable, con solo una victoria y muchísimas lagunas. Desde 2002, contra Corea, la selección no caía en este torneo por penaltis. En Rusia también se chocó contra el anfitrión y de la misma manera.