La cuenta atrás de Isidoro, que se marchará en junio
Isidoro ha jugado esta temporada diez partidos en Liga ocupando el lateral derecho - ABC
PREVISIBLE ADIÓS

La cuenta atrás de Isidoro, que se marchará en junio

Actualizado:

Iriney no es el único jugador del Betis que acaba contrato el próximo 30 de junio. También lo hace Isidoro. Media vida en verdiblanco a la que le quedan poco más de una decena de partidos para cerrar una etapa. Antes de cumplir los 26 años, el lateral de Pedrera finalizará su vinculación con el club por el que lo ha dado todo y, si no lo remedia una improbable oferta, continuará su carrera lejos de Heliópolis. Resulta improbable porque cuando se le cuestiona al club sobre la continuidad de Iriney muestran su deseo, con Isidoro callan y prefieren esperar. Quizás no sea una situación justa para un jornalero del fútbol que fue pieza clave la pasada temporada en el ascenso y que esta campaña ha vuelto a superar adversidades para hacerse con un hueco en el once en momentos delicados, pero el fútbol tiene sus etapas y la de Isidoro en el Betis concluirá con esta Liga.

Isidoro es libre para negociar desde el 1 de enero, pero aún no tiene definido su futuro. Quiere esperar al Betis, pero el Betis no parece tener entre sus planes que continúe. Ya vio señales el pasado verano, cuando en Gales se le comunicó que sería conveniente que buscara lo mejor para él. Había contado antes con una oferta del Getafe (que finalmente fichó a Valera), que desechó por seguir de verdiblanco. Cuando el cuerpo técnico le instó a pensar en su salida, Isidoro perseveró. Como lo lleva haciendo toda su vida. Había llegado la dura competencia de Chica y estaba por aparecer la de Nelson, entonces recién lesionado, pero el canterano sabía que su momento iba a llegar. Después de un inicio de temporada en el ostracismo, fue entrando en las listas y apareció en el once para no soltarlo durante diez jornadas y rindiendo a un buen nivel. Ahora vuelve a estar apartado de las listas y tiene por delante a Nelson y Chica. Así, ya comienza su cuenta atrás para cambiar de aires.

Porque Isidoro ha estado siempre que se ha contado con él. Pundonor, ganas y entrega no se le pueden poner en cuestión. La pasada campaña tampoco partía como favorito para ocupar el carril del 2. Había llegado Miguel Lopes como una exhalación y se ganó el favor de crítica y público, pero el que acabó jugando fue Isidoro. Nada más y nada menos que 31 partidos de Liga. A la altura de Nacho, Salva Sevilla, Jorge Molina, Dorado, Beñat, Iriney... Pero quizás nunca ha tenido el reconocimiento por su fútbol, muy valioso a cambio del precio que le ha supuesto al Betis, ya que tiene uno de lo salarios más bajos de la plantilla.

La carrera de Isidoro no ha sido fácil, puesto que su ascenso fue burbujeante y pasó del filial a un equipo de Primera de la mano de Luis Fernández, en la campaña 2006-07. Entonces jugó ocho partidos, muchos de ellos de lateral izquierdo. Serra se había fijado ya en él el año anterior, pero no le hizo debutar. Luego regresó al filial para empezar de cero y estar siempre dispuesto para el primer equipo, donde iban pasando laterales con más pena que gloria. Tuvo que descender el Betis para que se reabrieran las puertas para los canteranos y ahí estaba de nuevo Isidoro, más maduro y centrado. Ahora tendrá que seguir lejos de Heliópolis. Mientras, servirá al equipo hasta que concluya el campeonato, como ha hecho siempre con una indudable entrega y sacrificio. Es la cuenta atrás de un jugador que dejará la casa de su vida para buscar fortuna lejos.

Montero, de vuelta

El equipo volverá a entrenar esta mamañana en la ciudad deportiva, ya con Jefferson Montero, quien ayer regresó tras haber jugado con su selección. El ecuatoriano, que atraviesa su mejor momento de la temporada, será titular a buen seguro contra el Levante, al igual que Salva Sevilla, que recuperará su sitio tras haber cumplido ya su partido de sanción.