KAKO RANGEL/ VÍDEO: ALFINADELAPALMERA.COM
roque santa cruz

«Enfrentarse al Madrid es como jugar la Champions»

El paraguayo, con una gran experiencia en el fútbol europeo y en su selección, reconoce que el partido de mañana es especial para un futbolista

ramón román
sevilla Actualizado:

Antes que nada, ¿qué tal se encuentra?

—Estoy bien, contento. Trabajando bien durante la semana para preparar el partido contra el Real Madrid. Estoy muy motivado y soy optimista con respecto a lo que podamos hacer mañana.

—¿Qué es lo primero que piensa cuando se le recuerda este partido?

—Jugar contra el Madrid es la sensación de jugar un partido de Champions. La forma en la que la gente vive la previa también la vivimos nosotros. Nos trasmiten mucho. Tenemos muchas ganas de hacer un buen partido.

—¿Se había enfrentado en alguna ocasión al Madrid en Europa?

—Sí, en la temporada del 2000 nos cruzamos en la primera ronda y también en cuartos. Fue el año en el que ellos ganaron al Valencia en la final. En el 2001 nos volvimos a enfrentar y en esa eliminatoria vencimos nosotros, y luego ganamos la Champions. Hay buenos y malos recuerdos.

—¿Con cuál se queda, con ese equipo o con el de ahora?

—Son dos equipos distintos. Aquel Madrid con Figo, Zidane y Ronaldo también era todo un lujo. Tal vez el de ahora sea mucho más directo e incisivo. Son dos equipos que van a marcar la historia del club.

—Si le dieran la oportunidad de dejar a un jugador fuera, ¿por quién se decantaría?

—Creo que a todo el mundo se le pasa por la cabeza Cristiano Ronaldo. Sus números hablan por sí solos. Lleva muchísimos goles anotados en la temporada, sale en contragolpe, trabaja para el grupo… es un jugador completísimo. Lo quitaría a él si me dieran la oportunidad.

—¿Cómo se le para?

—Creo que haciendo mucho hincapié en lo colectivo. Mientras más juntas estén las líneas, menos espacios tendrán ellos para aprovechar su velocidad. Pasa por lo colectivo.

—Y en la comparación Cristiano-Messi, ¿con cuál se queda?

—Van de la mano, los dos son los mejores jugadores del mundo de lejos. Un fin de semana nos sorprende uno y al siguiente, el otro. Lo que están haciendo los dos es increíble, aunque me decantaría por Messi.

—El vestuario del Betis es muy joven, ¿está siendo usted uno de los que lleva la voz cantante esta semana por su experiencia?

—El equipo sabe perfectamente la clase de partido que es. Es un encuentro para disfrutarlo y encararlo con mucha seriedad, afinando todo muy bien. Es uno de los momentos lindos que te da el fútbol, algo que se disfruta de manera especial. Los jóvenes quizás lo viven más tensionados que cuando ya tienen una experiencia, pero son etapas por las que todos tenemos que pasar.

—Por cierto, ¿alguna vez pudo ir al Real Madrid?

—Es su momento, sí que pude ir, hubo algún interés, pero eso ya queda para las anécdotas. Fue antes de irme al Bayer de Munich. Hablaron con el Olimpia, mi club, pero de ahí no pasó.

—Habrá lleno en las gradas...

—Ojalá se llene y nosotros podamos ofrecerles un gran partido. Yo estoy contentísimo con lo que he vivido hasta ahora con la afición. Es muy entregada, casi como una religión. Se nota en el día a día cuando te vas cruzando con aficionados. Estoy maravillado con la gente de aquí.

—Sea sincero. ¿Se da por perdido?

—Los jugadores no entramos nunca regalando un partido. Trabajamos para sacar algún punto, aunque sabemos que un punto contra el Madrid es oro. Vamos a buscar nuestra suerte para volcar el partido hacia nuestro lado.

—Pues dígame un resultado...

—Con un 1-0 me conformo; lo firmo. Si es con un gol mío, mejor. Muchas veces estos partidos se deciden a balón parado, así que ojalá Paulao pueda estar bien y nos regale un gol en Liga.

—Vayamos a la liga de Betis. ¿Es suficiente la ventaja que hay con el descenso?

—Si esos números se manejan hasta el final, evidentemente estaremos tranquilos, pero de momento está todo muy cerca. Los equipos mejoran, otros caen. Esto va a durar mucho tiempo y nosotros lo que tenemos que hacer es sumar los puntos lo antes posible para estar tranquilos.

—¿Qué le parece la igualdad que hay?

—Hace muy atractiva la Liga. Ir a los campos sin saber qué va a pasar es bueno. El monopolio en el fútbol no es atractivo. La Liga aquí, quitando al Madrid y al Barcelona, está muy igualada, lo cual la hace más interesante.

—¿Ha pensado en Europa?

—Tenemos que ir partido a partido. No podemos desviar nuestra atención, nosotros lo tenemos muy claro. Tenemos que pelear por la permanencia, el objetivo está bien claro. Tanto la presidencia, como el entrenador y los jugadores lo hemos dicho muchas veces. Una vez que se consiga, se podrá mirar hacia otro lado.

Balance personal

—¿Cuál es la valoración que hace de su año?

—Saber que en cada partido me empleo al máximo me da mucha tranquilidad de conciencia, pero después quiero mejorar los números que estoy haciendo. En ese sentido, no estoy contento con lo que he hecho. Quiero mejorar y hacer más goles para el club.

—¿Nota que vive un examen permanente por ser uno de los desembolsos más importante del club?

—Puede ser que eso influya, que sea una presión extra. Pero yo vine aquí para trabajar y sumar, así que estoy contento porque sé que hago lo necesario para darle al compañero y para seguir creciendo con el grupo. Todos tenemos que seguir creciendo. Espero que en futuro pueda hacer más goles.

—Por último, ¿qué tal está llevando la suplencia?

—No es una situación cómoda para mí, pero viendo la forma en la que vienen jugando Rubén y Molina, la acepto. A mí me encanta jugar de entrada, pero ellos vienen haciendo un gran trabajo. Jorge está haciendo goles. Que él marque es bueno para el equipo, que es lo que nos interesa a todos. Son dos personas a las que aprecio mucho y estoy feliz por ellos.