Las lesiones no se olvidan de Konko ni siquiera tras las vacaciones

Las lesiones no se olvidan de Konko ni siquiera tras las vacaciones

RAÚL VENEGAS. SEVILLA
RAÚL VENEGAS. SEVILLAActualizado:

En el caso de Abdoulay Konko, temporada nueva no significa vida nueva. El francés, terriblemente maltratado por las lesiones en la campaña de su estreno como sevillista, no ha visto mejorada su situación con la preparación del nuevo curso. De hecho, de los ocho días en los que ha entrenado el equipo en Costa Ballena, Konko sólo ha podido trabajar con el grupo en dos de ellos. Tanto preocupa su estado, que en el día de ayer fue necesario trasladarlo a Sevilla para realizarle pruebas médicas en ambos talones de Aquiles. Sin embargo, a mediodía el futbolista se encontraba de vuelta en la costa gaditana, donde pudo presenciar el debut de sus compañeros en los amistosos de pretemporada.

Resulta curiosa la situación del lateral, pues tras varios años a pleno rendimiento en Italia, —en la última temporada en Génova disputó 36 encuentros— su llegada a Sevilla supuso una sucesión de lesiones que se alargó durante casi todo el ejercicio. Con la vitola de fichaje sevillista más caro de la campaña anterior —unos nueve millones de euros—, sus inicios como «sucesor» de Daniel Alves fueron esperanzadores, a pesar de comenzar mermado la pretemporada. Pero el abductor de su pierna derecha comenzó a dar problemas precisamente en Génova, en su antigua casa y donde el Sevilla dijo prematuramente adiós a Europa a las puertas de la Navidad. A pesar de que los plazos de recuperación iniciales eran más optimistas, el jugador no volvió a vestirse de corto hasta diez jornadas después, ante el Athletic en San Mamés.

Eran momentos difíciles para el galo, en los que aparecieron incluso rumores de una posible marcha que no acabaron en nada serio. Jiménez no tuvo más remedio que tirar de varias alternativas, como el brasileño Adriano, Aquivaldo Mosquera o incluso Fernando Navarro a banda cambiada. Todo ello en unas fechas muy comprometidas debido a la competición copera.

Más recaídas

Eso sí, su vuelta fue efímera, ya que después de dos partidos volvió a romperse. De nuevo los abductores le dejaron en el dique seco durante mes y medio más. Llegó justo a tiempo para participar en la goleada que recibió el equipo en el Camp Nou. Por aquel entonces corría la jornada 32 y al menos sólo se cayó de una convocatoria hasta el partido final en Soria. Todo hacía indicar que la pesadilla de Konko y las lesiones eran agua pasada, pero a la vuelta de las vacaciones el problema se vuelve a repetir.

En esta ocasión, unos problemas en los talones de Aquiles con los que ya llegó a Costa Ballena le impiden entrenar y no se conoce cuando podría reincorporarse al grupo.

De momento, sin que lo de Jesús Gámez termine de cristalizar, Manolo Jiménez tuvo que tirar nuevamente de un futbolista reconvertido para el flanco diestro de la zaga. Casado, canterano cuya marcha se da por segura tras su anterior cesión al Recreativo, fue probado por el técnico arahalense en el puesto del francés, a pesar de que su sitio natural está en la banda izquierda.