Rubiales, con el trofeo - Raúl Doblado
Copa del Rey de Fútbol 2019

Luis Rubiales: «Sevilla lo tiene todo para albergar una final así»

El presidente de la Federación Española, visitó la Casa de ABC con la Copa del Rey y afirmó que «en esta ciudad se respira fútbol»

SevillaActualizado:

Luis Rubiales, presidente de la Federación Española de Fútbol, visitó la Casa de ABC de Sevilla en las horas previas a la final de la Copa del Rey, que se disputa esta noche en el estadio Benito Villamarín. Rubiales conoció la Redacción acompañado del trofeo que hoy levantará Messi, capitán del Barcelona, o Dani Parejo, quien portará el brazalete del Valencia.

Fue un día ajetreado para Rubiales, que estuvo por la mañana en la vista por los derechos de la retransmisión televisiva de la final, y que suspendió la mitad de su agenda en Sevilla. Nada más llegar visitó la Casa de ABC y posteriormente se marchó a la cena de gala con las directivas, el club anfitrión y los representantes municipales en los Reales Alcázares. En declaraciones a ABC, Rubiales, que se estrena en una final copera ya que accedió al cargo poco después de que se disputara la de 2018 entre el Barcelona y el Sevilla, se refirió a la posibilidad de que se reproduzcan los pitos al himno de España y la presencia de esteladas por parte de la grada de aficionados barcelonistas.

«Soy el presidente de la Real Federación Española de Fútbol. Amo el fútbol y siempre pienso en positivo. Estoy encantado de poder estar aquí junto a Su Majestad el Rey, el jefe del Estado, y todo lo hablaré en positivo. Cualquier tipo de alarmismo llama la atención y tenemos que defender lo nuestro, el fútbol, los valores de este deporte. Estoy convencido de que va a ser un día grande. Seguro que para las dos aficiones durante los 90 minutos y después, claro, para sólo una. Vamos a ser positivos, que creo que así se construye mucho mejor», manifestaba tratando de ser conciliador.

«He llegado a Sevilla y he visto ya muchas camisetas, sobre todo del equipo valencianista, pero seguro que también hay del Barcelona. Va a ser una fiesta, un partido único, especial, con un colorido y un tinte bélico además precioso y espero que sea una final maravillosa, vibremos y que gane el mejor. Hay que felicitar a ambos clubes por haber llegado a la final. Tengo el máximo respeto por ellos y quiero que salga todo bien», continuaba.

Sobre la ciudad que acoge la final, Rubiales destacó su vinculación con el balompié. «Sevilla lo tiene todo para un evento futbolístico. Tiene la pasión, tiene el amor por el fútbol, tiene dos aficiones increíbles, tiene equipos históricos...», manifestaba el presidente de la RFEF, quien ponía el acento en la apuesta del Betis por albergar el evento: «Sobre todo lo que ha tenido Sevilla en este caso es un club que ha querido, que ha concursado, que conforme a unas bases se ha presentado, ha visto que podía tenerla y con esta nueva política de la Federación de hacerlo con tiempo suficiente poder albergar un evento que va a generar una enorme riqueza para la ciudad. Seguro que no hay ningún sevillano, sevillista o bético, que esté en contra de esta elección. Seguro que al contrario, porque es muy bueno para la ciudad».

Una de las bazas del Betis para ganar el concurso para ser la sede de la final de Copa fue el remodelado estadio Benito Villamarín. Las obras de mejora de la grada de Gol Sur y de actualización de diversas partes del coliseo de Heliópolis adecuaron sus condiciones para poder albergar un encuentro de este nivel por vez primera en su historia. «El Villamarín es un estadio con capacidad para 60.000 espectadores, por lo tanto cumplía perfectamente con los requisitos. En su gran mayoría está renovado y desde luego el beticismo estará orgulloso de su estadio. Para nosotros cumple todos los estándares de calidad. Se trata de un magnífico lugar para que Su Majestad el Rey pueda entregar el trofeo. Esta final coincide con nuestro primer año en la Federación y queremos que cada vez los equipos tengan mayor repercusión en la ciudad en la que se juega la final», afirmaba Rubiales.

En el Villamarín se disputó el pasado mes de octubre el España-Inglaterra de la Liga de Naciones, hoy se jugará la final de la Copa del Rey y el Sánchez-Pizjuán puja por ser sede del encuentro decisivo de la Liga Europa 2020-21. Rubiales era cuestionado por esta concatenación de eventos en la capital de Andalucía y destacaba el valor futbolístico de la Comunidad. «Fíjese que hace muy poco tiempo estuvimos en Granada en la final de la Copa de la Reina y fue un éxito fabuloso. Su Majestad la Reina nos acompañó, fue un partido vibrante y Andalucía, y Sevilla en particular, lo tiene todo para poder albergar eventos de este tipo. Sin lugar a duda hay más ciudades y tenemos al posibilidad desde la Federación de dar la oportunidad de que en concursos negociados como este Sevilla pueda seguir presentándose. Tiene más de un estadio que cumple con los requisitos que en la Federación hemos puesto y estamos encantados de venir aquí, donde siempre se respira fútbol», continuaba.

En la Asamblea de la Federación se aprobó el cambio del formato de la Copa del Rey para la temporada 2019-20. A pesar de la oposición de LaLiga de Javier Tebas, Rubiales mantiene que la decisión es firme: «Va a ser así. La Asamblea así lo ha querido. Estoy muy agradecido a que el fútbol español ha aprobado nuestras tesis con una amplísima mayoría, no sé si con un voto en contra o una abstención y 98, prácticamente cien, votos a favor. Estamos contentos. Conseguimos que haya más emoción. Los pequeños pueden ganar a los grandes jugando a partido único. Se descargan los que tienen competiciones europeas para que los futbolistas puedan tener las piernas más reposadas, que es una de las peticiones y, sobre todo, esto no minimiza la posibilidad de acudir al mercado televisivo con fuerzas renovada y con nuevos bríos, que creemos que va a ser, sin lugar a dudas, una oferta que va a ser bien acogida por las televisiones».