Dani Ceballos ante el Sevilla FC. Foto: LaLiga
Dani Ceballos ante el Sevilla FC. Foto: LaLiga

El Sevilla FC, tras dos grandes joyas: Dani Ceballos y Luis Alberto

Monchi y Julen Lopetegui buscan convencer al Real Madrid y la Lazio por ambos jugadores

Por  4:30 h.

La llegada de Julen Lopetegui al Sevilla FC ha propiciado que haya dos nombres encima de la mesa del técnico sevillista que son muy del gusto del preparador vasco. Ambas opciones son complicadas, ya que para que se lleven a cabo, habrá que esperar a ver cómo evoluciona el mercado, pero de momento, hay buena sintonía con los dos jugadores, ambos criados en la cantera de la Carretera de Utrera: Dani Ceballos y Luis Alberto. En el caso del utrerano, con pasado en el eterno rival, dónde debutó en la élite y se convirtió en ídolo de la afición antes de marcharse por la puerta de atrás al Real Madrid, eso sí, dejando en las arcas verdiblancas algo más de quince millones de euros.

El joven centrocampista utrerano saldrá del conjunto madridista este verano con el regreso de Zidane, que ya le ha comunicado que no cuenta con él, y tras recibir la pasada semana una llamada de Julen Lopetegui,y según ha podido saber ABC de Sevilla, Dani Ceballos vio con buenos ojos recalar en el Sevilla FC, aunque su llegada a Nervión no se antoja fácil. Dos son los principales escollos que habría que salvar: que el Real Madrid contemple una cesión, ya que en el club presidido por Florentino Pérez quieren hacer caja mediante un traspaso con el de Utrera, que se encuentra disputando con la selección española Sub-21 el Europeo de Italia y en el que seguro tendrá un papel destacado en el juego de España, con la que debutó marcando en el primer encuentro ante la selección anfitriona; y que el jugador dé el sí definitivo a una opción que ha visto con buenos ojos, pero que sabe que le pondría más en contra a la afición del Betis, club al que estuvo a punto de volver el pasado verano y al que se le ha relacionado en todos los mercados de fichajes desde su marcha. De momento, el jugador madridista se encuentra centrado en realizar un buen campeonato con el combinado sub-21 en Italia y es consciente que puede revalorizarse en caso de seguir cuajando buenas actuaciones como la del pasado domingo. Al Sevilla, sin embargo, no le interesa que el jugador acido en Utrera haga un gran campeonato, ya que el Real Madrid volvería a querer sacar tajada y venderlo a uno de los grandes equipos ingleses o italianos que se han interesado en él.

En una situación distinta, aunque también complicada, está Luis Alberto. El jugador nacido en San José del Valle es muy del gusto de Julen Lopetegui, que lo hizo debutar en la selección española absoluta. El excanterano del Sevilla se encuentra de vacaciones por la capital hispalense, y cuando es cuestionado por un posible regreso, nunca cierra la puerta a volver al equipo que lo vio crecer, aunque es otra operación complicada. El entorno del gaditano es consciente de que sólo se podría llevar a cabo en caso de que el cuadro sevillista vendiera por una cantidad importante a alguno de los jugadores de su plantilla, caso de Muriel, Franco Vázquez o el propio Ben Yedder. Además saben que no es una operación que se vaya a cerrar de un día para otro, ya que la Lazio no vendería al mediapunta por menos de 30-35 millones de euros, y esa cifra sería la mayor que ha pagado el Sevilla FC por un traspaso en toda su historia.

A pesar de que no hay nada concreto, tanto Luis Alberto como el Sevilla FC buscarán llegar a un acuerdo y presionar al conjunto italiano en caso de que llegue una oferta fuera de mercado por alguno de los grandes jugadores del cuadro sevillista que tiene un gran valor en el Mercado. Ayer mismo, el propio presidente y propietario de la Lazio, Claudio Lotito, abrió por primera vez la puerta a una posible salida del gaditano, a la que siempre se había mostrado reacio. El dirigente transalpino dijo al ser cuestionado por el futuro del internacional español. «Veremos qué es lo que sucede. Si hay algo que no falta en el mundo del fútbol son jugadores», afirmaba, mostrándose por primera vez abierto a una posible negociación por Luis Alberto.