El delantero del Chelsea, Álvaro Morata
El delantero del Chelsea, Álvaro Morata

El agente de Morata deja claro que quiere venir, pero remite al Chelsea

Juanma López estuvo reunido con Caparrós y le trasladó el interés del ariete en jugar en el Sevilla; el escollo está en el precio y la competencia

Por  4:45 h.

No quieren alargar mucho en el Sevilla el proceso de fichar a algún refuerzo para Pablo Machín en este mes de enero que viene cargado de partidos. Sin ir más lejos, el domingo jugó ante el Atlético y pasado mañana tiene que visitar al Athletic en la Copa del Rey. Y si los resultados son favorables, esta circunstancia se repetirá durante todas las semanas de enero. Una de las demarcaciones prioritarias a reforzar es la delantera, sobre todo tras la marcha de Muriel a la Fiorentina. La salida al campo del chaval Bryan Gil ante el Atlético en el descuento fue una muestra clara de que el entrenador escenificó que necesita caras nuevas en dicha demarcación. Y el nombre marcado en rojo es el del español Álvaro Morata.

Por este motivo, el agente del jugador, Juanma López, estuvo ayer reunido con Joaquín Caparrós para ver lo que la entidad nervionense le iba a ofrecer a su representado, así como para comunicar al club sevillista las intenciones y la predisposición del internacional español a recalar en la ciudad hispalense. Morata ve con buenos ojos regresar a LaLiga y hacerlo en un equipo con el potencial deportivo del Sevilla, instalado en el podio de LaLiga incluso por encima en la tabla del equipo del que salió el delantero, el Real Madrid. Esa puede ser quizás la principal baza del Sevilla para intentar reclutar a Morata en este mes de enero, las intenciones del jugador de ponerse a las órdenes de Machín. De «volver a casa».

El agente del futbolista conoció de primera mano los planes del club si consiguen que Morata recale en el Sevilla. Se trataría de una incorporación de garantías para una delantera que ya de por sí está rayando a buen nivel. La sucesión de partidos que tiene el Sevilla y el gusto de Pablo Machín por jugadores de su perfil le garantizará minutos en una competencia de mucha calidad con André Silva y Ben Yedder. Morata conoce perfectamente por su experiencia y por amigos suyos en el club como Sarabia, cómo se trabaja en el Sevilla, el ambiente del Sánchez-Pizjuán en cada partido como local y el fútbol que está ofreciendo el equipo con Pablo Machín, ideal para sus cualidades.

Eso sí, en el Sevilla también saben que Morata tiene una ficha prohibitiva para lo que se maneja en el club de Nervión (nueve millones de euros) pero el hecho de que sólo tendrían que abonar la mitad de la misma anima a los rectores sevillistas a hacer un esfuerzo para dotar de un delantero contrastado internacionalmente al primer equipo. Eso implica que el precio de quedarse con Morata hasta final de temporada partiría de los 4,5 millones de su ficha hasta junio más lo que deseé solicitar el Chelsea como pago por su cesión. Es decir, que la operación entre salario y pago al club inglés se puede ir perfectamente a los siete u ocho millones de euros. Una apuesta importante para seis meses.

El principal problema, estará en convencer al Chelsea de que deje salir al jugador, lo primero, ya que Maurizio Sarri, técnico del conjunto londinense, y que, en el caso que acepte sea al Sevilla. Y es que Morata tiene mercado en el fútbol internacional, aunque ningún jugador acaba recalando donde no quiere. En el Sevilla ya saben lo que les pasó, precisamente con el mismo club como protagonista, la temporada pasada con la cesión frustrada de Batshuayi, que acabó recalando en el Dortmund.

El traer a un futbolista de tanta inversión para seis meses y del caché internacional de Morata tiene que plantearse desde el punto de vista del vestuario. El mismo es una familia y la unión destaca en él, pero si llega un jugador por el que se apuesta fuertemente para seis meses es para jugar, y entonces tiene que salir uno de los habituales del once titular, algo que debe gestionarse con delicadeza para que todos tengan sus minutos. Eso ya sería tarea de Pablo Machín, que por el momento lo está haciendo bien en este aspecto. Además, los futbolistas pendientes de renovar con el club, como Banega o Sarabia, tendrían una baza para exigir más en sus salarios viendo que el Sevilla puede pagar cuatro millones y medio de euros por seis meses de un jugador.

Morata sí podría jugar la Liga Europa, a excepción de lo que ocurría en los últimos años, a pesar de haber jugado esta competición este año con el Chelsea. La UEFA aprobó a partir de esta campaña la inscripción de tres novedades en la lista para sus competiciones sin ningún tipo de restricción por su pertenencia a algún club participante en sus competiciones.

Munir, ¿ahora?

En otro orden de cosas, en las últimas horas ha aparecido la opción de que Munir, atado por el Sevilla a partir del mes de junio, recalara este mismo mes de enero. En el Barcelona no cuenta, Valverde le ha comunicado que, mientras no sea inevitable, no le convocará porque debe cuidar el futuro del club y poner a los que sí van a seguir. Eso ha provocado que se hable de la opción de que el Barça se libre del resto de su ficha esta campaña y perciba una compensación económica del Sevilla para abrirle la puerta ya. En caso de confirmarse sería un refuerzo que cubriría perfectamente el perfil de jugador con llegada desde segunda línea que deseaba Machín cuando el pasado verano lo intentó por Portu, operación que no cristalizó.

Jaime Parejo

Jaime Parejo

Redactor de Deportes en Diario ABC de Sevilla
Jaime Parejo

@Jaime_Parejo

Periodista deportivo del diario ABC de Sevilla, https://t.co/OKGmn3p4dA y https://t.co/2J9VfuERRI «El periodismo es la literatura con prisas» Mathew Arnold
Tanto que aprender por aquí abajo... https://t.co/bh37berprN - 4 horas ago